01 abr 2020

Ir a contenido

EL GP DE AUSTRALIA DE F-1

Hamilton, contra el GP: "A la F-1 solo le interesa el dinero"

¿Es increíble que estemos aquí cuando se ha suspendido todo, incluso la NBA. Está claro que el dinero es el rey¿, señala el campeonísimo de F-1

Grandes medidas de seguridad en el 'paddock' de Melbourne ante el temor de que prolifeen los casos de coronavirus en el primer GP de la temporada

Miguel Martínez

Nicholas Latifi,Sebastian Vettel, Lewis Hamilton y Daniel Riccardo, en la conferencia de prensa de hoy, en Melbourne, con motivo del GP de Australia de F-1.

Nicholas Latifi,Sebastian Vettel, Lewis Hamilton y Daniel Riccardo, en la conferencia de prensa de hoy, en Melbourne, con motivo del GP de Australia de F-1. / REUTERS / LOREN ELLIOTT

Cinco miembros de dos equios de F-1 siguen aislados en sus hoteles con síntomas de coronavirus. El hotel Albert Park, anexo al circuito de Melbourne, ha sido cerrado y puesto en cuarentena tras un positivo de un huésped…El Gobierno de Australia y del estado de Victoria decidieron celebrar el GP de F-1 a toda costa, pero muchos se preguntan si ha sido una decisión correcta. “Es increíble que estemos aquí cuando se ha suspendido todo, incluso la NBA. Está claro que el dinero es el rey”, critica Lewis Hamilton, la gran estrella del Gran Circo.

“Importa el dinero. Es impactante”, insistió el hexamcampeón en la rueda de prensa oficial.  “Estoy muy sorprendido de que estemos todos aquí, de que estemos en una rueda de prensa y de que haya tantos aficionados en la pista. Todo el mundo está respondiendo, quizás demasiado tarde, pero la F-1 sigue funcionando”, añade el piloto de Mercedes que en el pasado invierno donó una importante cantidad de dinero al gobierno australiano par combatir los efectos de los devastadores incendios.

Falsos positivos en Renault

Mientras que la infección en el personal de Renault fue una falsa alarma, este jueves se han doblado las personas con síntomas en el equipo Haas, mientras que sigue aislada otra persona de McLaren. En total, son cinco, a la espera de las pruebas. "Deberíamos tener los resultados por la tarde. Hasta entonces, no sé nada, no quiero especular. No soy médico. Espero que den negativo y sigamos como queremos”, explica Gunther Steiner, jefe de Haas, para quien no hay un plan B en caso de infección.  "Los planes alternativos son complicados porque nadie puede venir hasta aquí, ni por tiempo, ni por permiso. Necesitamos seguir adelante de alguna manera. En la competición, siempre encuentras soluciones, pero primero quiero tener el problema antes de encontrar la solución”.

La celebración del gran premio está en peligro y no solo se trata de la operatividad de algunos equipos. Brett Sutton, responsable de salud del estado de Victoria, explica que "si todos son negativos y si todos los demás con síntomas son negativas y han estado en contacto con el resto del equipo, entonces puedo decir que podrán seguir adelante. Pero si son positivos y se han relacionado con muchos otros, entonces todos esos contactos necesitan ser puestos bajo cuarentena. Será una cuestión de si tienen el personal suficiente para continuar o no", dijo.

Los periodistas no pueden acercarse a menos de un metro de los pilotos. Se ha prescindido de los selfies y los autógrafos en el famosísimo paseo por Alber Park para llegar a un 'paddock' en el que abundan os expendedores de desinfectantes y nadie se da la mano… Incluso se han suspendidos muchos de los llamados preeventos, acciones publicitarias de los equipos con sus pilotos por Melbourne  durante el inicio de semana.

Problemas para el GP d Vietnam

El GP de Australia está en peligro, el próximo de Baréin está previsto a puerta cerrada, y cada vez tiene más pinta de que se suspenderá el siguiente en Vietnam. Hoy el Gobierno de Hanoi ha prohibido la entrada al país de españoles, o lo que es lo mismo, Carlos Sainz no podría entrar en el país. “No celebraremos un gran premio si hay un piloto o un equipo que no pueda competir”, dijo Ross Brawn, jefe técnico de la FOM, la organización dueña de los derechos de la  F-1.

El piloto español no va tan allá, simplemente pone en duda incluso la celebración de la carrera en Australia. “Vamos a necesitar algo de suerte para mantener la carrera, todo el mundo sabe lo rápido que se desarrolla todo esto. Sólo el tiempo dirá si hacer esto es lo correcto o no. Yo estoy preocupado, como todos los integrantes del paddock,  No somos parte de ningún Gobierno y desafortunadamente tenemos que confiar un poco en todo lo que nos digan otras personas”, explica el madrileño.