01 abr 2020

Ir a contenido

EL GRAN PREMIO DE AUSTRALIA DE F-1

Aisladas, en Melbourne, seis personas del 'paddock' de la F-1

Tres miembros de Renault, dos de Haas y uno de McLaren muestra síntomas de infección de coronavirus

El primer gran premio del 2020 no corre peligro y se celebrará este fin de semana en Albert Park

Miguel Martínez

El piloto italiano Antonio Giovinazzi, segundo por la derecha, pasea por el circuito de Albert Park, en Melbourne, junto a miembros del equipo Alfa Romeo.

El piloto italiano Antonio Giovinazzi, segundo por la derecha, pasea por el circuito de Albert Park, en Melbourne, junto a miembros del equipo Alfa Romeo. / AFP / PETER PARKS

El Gobierno de Australia extremó las medidas de control a la llegada al aeropuerto de Melbourne e, incluso, retrasó hasta la noche del miércoles la prohibición de entrada para cualquier ciudadano italiano, pero, aún así, hay seis sospechosos de estar infectados por coronavirus. Son tres miembros del equipo Renault, dos Haas y otro del equipo McLaren, que ya permanecen aislados en sus hoteles a la espera de lo que determinen las pruebas de detección del Covid-19.

Se tomaba la temperatura a todos los viajeros, y en el caso de los italianos, se les practicaron pruebas en el mismo aeropuerto, donde permanecieron cuatro horas a la espera de los resultados. Es más, Australia retrasó la prohibición de entrada de ciudadanos italianos a la noche del miércoles, para dar tiempo a que ingresaran en el país los miembros de Ferrari, Haas, Alfa Romeo, Pirelli, Brembo, medios de comunicación, etc… y permitir la celebración del GP de Australia que, este fin de semana, inaugura la temporada.

Equipos especiales anti Covid-19

"Equipos dedicados de expertos se han desplegado en aeropuertos, puntos de tránsito y circuito para salvaguardar la seguridad de nuestro personal y estarán centrados en el diagnóstico, gestión y extracción de los casos que sean sospechosos”, explica una nota de la FOM, "Los promotores están instalando puntos específicos de cuarentena por si se dan estos casos". Pero seis personas han mostrado cuadros febriles en el 'paddock' y por ello, se ha puesto puso en marcha un plan especial para aislar y atender los primeros casos.

Tres trabajadores de la escuderia Renault, un empleado del equipo McLaren, además de otros dos de la escudería Haas, fueron confinados y evaluados inicialmente en una unidad de aislamiento construida especialmente en los alrededores del 'paddock' de Albert Park. Los tres equipos confirman que las seis personas han regresado a los hoteles y que están aislados hasta conocer el resultado de las pruebas.

No peligra el debut de la F-1

"Podemos confirmar que un miembro de nuestro equipo ha sido aislado como medida de precaución en el hotel, en línea con nuestra política, después de mostrar síntomas similares a los del coronavirus. Estamos esperando los resultados de las pruebas, pero no tenemos claro cuando estarán disponibles y el equipo está operando con normalidad”, explica un portavoz de McLaren.

En principio, no peligra el GP de Australia, ni tampoco que se celebre con público como estaba previsto inicialmente. La semana que viene la F-1 disputará el GP de Baréin, esta vez sí a puerta cerrada, y la siguiente cita será el GP de Vietnam, del 2 al 5 de abril, que en principio, tiene intención de celebrarse, no así la siguiente cita, el GP de China, cancelado hace ya semanas, y que esta previsto para el 18 y 19 de abril.