01 abr 2020

Ir a contenido

LOS CAMPEONES SIGUEN INNOVANDO

Mercedes agita la F-1 con un volante revolucionario

Hamilton prueba, en los ensayos de Montmeló, un sistema que le permite variar la dirección y la altura de su monoplaza

El equipo alemán está convencido de que la revolucionaria aportación entra plenamente en la reglas del Mundial de F-1

Miguel Martínez

El campeón Lewis Hamilton agarrado al revolucionario volante de su nuevo Mercedes, hoy, en Montmeló.

El campeón Lewis Hamilton agarrado al revolucionario volante de su nuevo Mercedes, hoy, en Montmeló.

Comenzaron a trabajar en los motores híbridos cinco años antes que el resto de los equipos, un trabajo que les ha permitido dominar el Mundial de F-1 durante los últimos seis años. Ahora Mercedes se ha destapado con un revolucionario sistema en la columna de dirección. El artilugio actúa sobre la convergencia de las ruedas y la altura del coche, con un movimiento del piloto sobre la profundidad del volante. Si un equipo quiere copiarlo, le llevará casi un año. Si la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) no lo prohibe, las 'flechas de plata' habrán adquirido una ventaja de salida que les catapultaría hacia el séptimo titulo consecutivo.

El piloto actúa sobre el volante y, cuando lo empuja hacia adelante, mueve toda la columna de dirección y su anclaje sobre las ruedas, de forma que aumenta la divergencia del tren delantero con el beneficio adicional de bajar la altura del coche. El beneficio es mayor adherencia en la frenada y el paso por curva; el hándicap es que el piloto pierde “feeling” en el tacto con el volante. A Lewis Hamilton le ha costado poco acostumbrarse; a Valtteri Bottas, un poco más, incluido un trompo en la sesión de entrenamientos de ayer en la entrada de la curva 13. El otro gran beneficio es que, al variar la convergencia de las ruedas delanteras a su gusto, el piloto decide cómo las lleva en la recta: a más divergencia le proporcionará más temperatura en las gomas; a menos, más velocidad punta y menos desgaste. Es un arma definitiva, denominada DAS (Sistema de dirección doble, en español).

Mercedes, feliz con la innovación

Así lo ha desvelado James Allison, diseñador jefe de Marcedes. "Hemos incorporado una idea novedosa en el coche. Se llama DAS. Simplemente aporta una dimensión adicional a la dirección, al piloto, que esperamos sea útil durante las carreras. Pero el cómo lo usamos y por qué lo usamos es algo que nos quedaremos para nosotros y no contaremos”. El ingeniero de Marcedes desvela también que “no es nuevo para la FIA, es algo de lo que les hemos estado hablando durante un tiempo. Las reglas son bastante claras sobre lo que está permitido en los sistemas de dirección, y estamos bastante seguros de que cumplidos con todos los requisitos legales. Hamilton se pasó la sesión de la mañana tratando de controlarlo y entenderlo; en cuanto a la seguridad, no hubo problemas", según nos contó él mismo.

El hexacampeón no habla gratuitamente. El mensaje es una idea del equipo, porque la única forma de que los rivales pudieran echar abajo el sistema sería apelando a la seguridad del piloto, ya que la columna de dirección forma parte del sistema de seguridad pasiva que protege a los pilotos en caso de impacto. "Creo que hemos logrado este sistema gracias a las grandes mentes que tenemos en este equipo. Esperemos que funcione”, añadió Hamilton.

Y malas noticias para Ferrari, para Red Bull, para el resto: “Es solo la punta de un iceberg de cosas similares que están en el monoplaza”, confirma Allison.