29 sep 2020

Ir a contenido

MUNDIAL DE F-1

Ferrari presume de músculo desde la presentación

La Scuderia despliega un gran evento para descubrir el F1000 con el que pretender acabar con 12 años sin títulos

Miguel Martínez

John Elkann, Sebastian Vettel y Charles Leclerc, en la presentación del nuevo Ferrari.

John Elkann, Sebastian Vettel y Charles Leclerc, en la presentación del nuevo Ferrari. / FERRARI PRESS OFFICE

Kimi Raikkonen sonreía incrédulo el bajarse del coche; Stefano Domenicali festejaba el título en el box como primer jefe de equipo tras la marcha Jean Todt, el hombre que había reunido a los mejores ingenieros entorno al mejor piloto Michael Schumacher para sumar cinco títulos consecutivos entre 2000 y 2004.  Tres años después, Ferrari había aprovechando el regalo de la guerra interna en McLaren para sumar otra corona, la última.

Han pasado 12 años, demasiados para que las campanas de Maranello no festejen nada, a la sombra de McLaren, Brawn, Red Bull y Mercedes en 12 temporadas frustrantes. Con más vehículos de calle vendidos que nunca, los jefes de Maranello han echado el resto en recursos económicos para romper esa sequía. Y eso se ve en las formas del coche del 2020, en la puesta en escena, y sobre todo, en el ambiente que reinaba el Teatro Municipal de Regia Emilia, a pocos kilómetros de Maranello, para enseñar a mundo el F1000 con el que Charles Leclerc y Sebastian Vettel, pretenden acabar con el dominio de Mercedes.

Presentación de lujo 

Será en el GP de Canadá —o el de Francia si finalmente se anula el GP de China por la epidemia del coronavirus— cuando Ferrari cumpla 1.000 grandes premios, y por ahí han bautizado al estilizado monoplaza, una continuación del diseño del año pasado, pero después de una cura de adelgazamiento enorme en su parte trasera que le ofrecerá muchas ventajas aerodinámicas. El año, el momento, el coche, despierta pasiones entre los millones de seguidores de la escudería más popular del automovilismo, capaz de congregar a miles de fans entorno al Teatro Romolo Valli de Reggio Emilia abarrotado y con decenas de pancartas y banderas de apoyo al equipo.

Ningún otro equipos realizará una presentación tan cuidada, es la forma en la que Ferrari presume de músculo desde la presentación. El piloto y embajador de la firma, el vallesano Marc Gené,  y Silvia Hoffer, responsable de comunicación del equipo, enlazaron el arranque del evento con una fusión entre música clásica y electrónica —una forma de descubrir la identidad de Ferrari— y las palabras Louis Camilleri.

El otro coche del 2021

"Tenemos el talento y la determinación para conseguir esas ambiciones que compartimos con vosotros", señaló Camilleri. "Pero también hay una gran presión, que usamos de manera positiva, porque tiene el efecto de unirnos y de inspirarnos para hacerlo aún mejor. Os aseguro que somos más exigentes con nosotros mismos de lo que cualquiera puede ser", comentó el CEO de Ferrari, quien insiste en que "es una temporada más exigente porque tenemos que, en paralelo, construir un nuevo coche de cara a 2021, cuando habrá una nueva normativa en la F1. Estamos enfocados a largo plazo y eso es lo que Mattia Binotto (jefe del equipo) está haciendo. Confío plenamente en él y en el proceso que está llevando a cabo en el equipo". 

Ferrari tiene previsto arrancar los test en Montmeló con el diseño presentador ayer, pero ya anuncia que en la segunda semana de pruebas en el Circuit, llevará una segunda versión, mucho mas agresiva, con la que debutará en el GP de Australia el próximo 15 marzo.

Temas Ferrari