Ir a contenido

VUELVE EL MUNDIAL DE F-1

Leclerc (Ferrari) manda en el regreso de las vacaciones

El monegasco arranca como favorito al triunfo en el icónico trazado de Spa Francorchamps

Red Bull lamenta ahora no haber retenido a Sainz en su organización como segundo de Verstappen

Miguel Martínez

El monegasco Charles Leclerc (Ferrari) domina los primeros ensayos del GP de Bélgica de F-1, en Spa.

El monegasco Charles Leclerc (Ferrari) domina los primeros ensayos del GP de Bélgica de F-1, en Spa. / AFP / KENZO TRIBOUILLARD

La imagen de los bosques de Las Ardenas marcan desde hace unos años el final del verano en la F-1. Es el fin de las vacaciones estivales y el comienzo de la segunda parte de la temporada. El icónico circuito de Spa Francorchamps, las míticas curvas como Eau Rouge, Puhon o Les Sources, esos siete kilómetros de trazado que tanto recuerdan a los 14 kilómetros del circuito primigenio, acoge el arranque de la segunda parte de un curso en el que Lewis Hamilton tiene muy encaminado su sexto título frente a Max Verstappen y un Red Bull-Honda que han dejado atrás a Ferrari y al segundo Mercedes de Valtteri Bottas, en la clasificación. 

El rendimiento del motor Honda en esta carrera marcará el camino de las verdaderas posibilidades al título de Verstappen y Red Bull el próximo año. Porque este —como el siguiente de Monza— es un trazado en el que prima la potencia. Y por ahí Ferrari tiene una oportunidad de sumar, por fin, las primeras victorias. Una avería en las últimas vueltas privó a los rojos de un triunfo seguro en Bahrein en manos de Charles Leclerc, al que se les escapó  de nuevo el triunfo en Austria tras unas decisiones erróneas de los estrategas de Maranello. En Canadá fue una sanción a Sebastian Vettel la que impidió a los rojos de subir a lo más alto del cajón.

Leclerc domina los libres

El alemán llega a Bélgica, el escenario de su última victoria, sin asimilar aún el bajón de rendimiento del último año. “No es cierto que sume un año sin ganar, porque yo cuento la victoria en Canadá que me quitaron los comisarios….”, afirma sin asumir sus errores. Ya la había fastidiado en Alemania y Francia, pero a partir de Bélgica —su último triunfo en 2018— volvió a hacerlo en Italia, en Singapur, Japón, Estados Unidos… Este año Ferrari llega a sus circuitos favorables sin opciones reales al título que se esfumaron entre averías y errores de los estrategas y de sus dos pilotos en la primera parte de la temporada frente a un Hamilton infalible que ya no necesita jugarse el bigote frente a los coches rojos en el rapidísimo Spa para ir haciendo en su estantería a su sexta copa de campeón del mundo.  Leclerc fue el más rápido en el inicio del fin de semana de gran premio, en un viernes insólitamente soleado sobre las Ardenas. El monegasco le colocó nada menos que seis décimas a Vettel y casi un segundo a los dos Mercedes, que como casi siempre, esconden parte de sus opciones.

Bottas estrena su renovación

Valtteri Bottas estrenó su renovación superando por dos décimas a un Hamilton aún algo incómodo con los reglajes del coche. El equipo dio la oportunidad a Lewis de elegir a su compañero para el próximo curso entre Bottas y Esteban Ocon. Y el inglés eligió seguir con el finlandés en la otra parte del garaje, un tipo lo suficientemente rápido como para asegurar el triunfo en la clasificación por equipos o para restar puntos a los rivales directos de Hamilton en la clasificación de pilotos, y lo suficientemente lento como para no inquietar el estatus del chico de Stevenage  como número 1 en Mercedes. Ocón se irá a Renault donde compartirá equipo con Daniel Ricciardo, lo que momentáneamente dejará en el paro a Nico Hulkenberg, uno de los mejores de la parrilla.

Más cambios en la parrilla

Spa supone también el estreno en el cambio de papeles en el entramado Red Bull. Pierre Gasly deja Red Bull para bajar al filial Toro Rosso y Alexander Albon sube de Toro Rosso para ocupar el asiento que el francés deja Red Bull tras un rendimiento pobre en relación su compañero de garaje. Es la constatación de que Red Bull se equivocó y mucho en no atar a Carlos Sainz para Red Bull cuando sabía que Ricciardo se iría.

En esta parrilla muy pocos, —tres o cuatro solo— pueden aguantar el tipo como compañeros de Verstappen, y Sainz es uno de ellos como demostró el Toro Rosso. El madrileño progresa cada año y en McLaren están encantados con su rendimiento y su capacidad de liderazgo para hacer crecer al equipo en su trabajo con los ingenieros. Sus puntos —el doble que su compañero, el rápido y jovencísimo Lando Norris— sitúan a McLaren en la cuarta posición por detrás de los intocables MercedesFerrari y Red Bull, o lo que es lo mismo, a lo máximo a lo que podían aspirar en Woking.  El madrileño finalizó con el undécimo mejor tiempo del día. “Tenemos que comprender porque el resto de nuestro rivales han mejorado mucho en la segunda sesión y nosotros no. Puede que sean mínimos detalles”, asegura el madrileño.

La confirmación de Barcelona

Sainz se mostró “feliz” de el Gran Premio de España se mantenga en el calendario de F-1 (El Periódico de Catlaunta, 1 de agosto), pero advierte que se debería establecer un tope en el número de carreras. "De 19 carreras que había en mi primer año a las 22 del año siguiente cambia bastante. La F-1 está llegando a un límite que ni la prensa, ni los mecánicos, ni los ingenieros van a poder aguantar mucho tiempo con este vaivén de viajar por todo el mundo durante todo el año. Deberemos poner límite a esto, aunque el piloto sea el que menos sufre por ello", recalcó el de McLaren.  El Gran Premio de España mantiene su hueco en el calendario a comienzos de mayo —9 y 10—, pero será el GP de Holanda la primera carrera en Europa justo el fin de semana anterior.