Ir a contenido

EL GP DE CANADÁ DE F-1

Vettel vuelve a la 'pole' de un GP 17 carreras después

El alemán aprovecha la bondad del motor Ferrari en las largas rectas de Canadá para superar a Hamilton y un desdibujado Leclerc

Miguel Martínez

El alemán Sebastian Vettel y su Ferrari liderarán mañana, en Montreal, la parrilla de salida del GP de Canadá.

El alemán Sebastian Vettel y su Ferrari liderarán mañana, en Montreal, la parrilla de salida del GP de Canadá. / EFE / VALDRIN XHEMAJ

BaréinMonza y Canadá, tres circuitos de largas rectas y sin apenas curvas más allá de los cambios de dirección que generan las chicanes; tres fechas marcadas en rojo en los calendarios de Maranello. Un problema con la unidad eléctrica dejó a Charles Leclerc sin victoria en la carrera de Baréin tras lograr la 'pole'. Esta vez es Sebastian Vettel quien arranca en cabeza, aquí en Canadá, tras firmar la 'pole position' 17 carreras después. El alemán se impuso a Lewis Hamilton tras una gran vuelta con la que también batió a un desorientado Charles Leclerc. La carrera promete.

Esta vez fue Kevin Magnussen el encargado de recordar por qué los muros son tan determinantes en el Circuito Gilles Villeneuve. Tocó el hormigón de la curva 13 y 14 —el muro de los campeones— y salió rebotado hacia el otro lado de la recta de meta donde impactó con mucha más violencia. El aparatoso accidente del piloto danés propició una bandera roja al final de la Q-2, que dejó a Max Verstappen, un candidato al podio, sin poder pasar a la Q-3, mientras intentaba hacer un tiempo con el neumático medio a imagen y semejanza del plan de Mercedes y Ferrari. “Ha sido muy mala suerte. Intenté arriesgar, hacer la vuelta con los medios pero me encontré mucho tráfico. Así que entré de nuevo para montar los blandos y asegurar la presencia en la Q-3, pero no tuve suerte con el accidente”, explicó el holandés.

Mercedes, menos veloz

La suerte estuvo de la lado de Valtteri Bottas, cuando perdió el coche tras la curva cuatro y, milagrosamente, no llegó a impactar contra ninguno de los muros. Para entonces, Lewis Hamilton había superado en el primer intento de la Q-3 a los dos Ferrari, con una décima de ventaja sobre Vettel, y seis sobre un desdibujado Leclerc. Pero en el segundo intento, Vettel superó a Hamilton para dar a Ferrari la segunda pole de la temporada, tras la conseguida por Leclerc en Bárein. “Perdemos seis décimas por vuelta en las rectas con Ferrari”, desveló Toto Wolff en el que es, junto a Baréin y Monza, el trazado más favorable para Ferrari de todo el año, con largas rectas, y sin apenas curvas largas, un escenario ideal para aprovechar el excelente motor.

Sainz, noveno

La primera pole en 17 carreras dejó a Vettel “muy feliz. Las últimas semanas han sido duras y me alegro mucho por el equipo. Esperamos poder seguir con esta inercia y ganar la carrera”, añadió el alemán. “No me siento decepcionado. En la recta del último sector nos meten cuatro décimas. Sabíamos lo que iba a pasar aquí y y estoy contento de haberme podido meter en medio de los dos Ferrari”, dijo Hamilton.  Leclerc disculpó su rendimiento en la Q-3 “porque no he sabido configurar el coche”, pero confía en el “ritmo en las tandas largas que mostramos el viernes de cara a la carrera”.

Sainz arrancará noveno después de un día en el “que he fallado yo, Estaba muy cerca de los Renault, tenía que arriesgar mucho para superarlos, y eso es lo que ha pasado. Me he pasado de frenada y esta vez me quedo detrás de ellos”.