Ir a contenido

EL PRIMER DÍA DEL GP DE ESPAÑA

Bottas mantiene, en Barcelona, el gran dominio de Mercedes

El piloto finlandés vuelve a ser el más rápido por delante del campeón Hamilton en los primeros ensayos de Montemló

La escuderia Ferrari, con Leclerc por delante de Vettel, no han estrenado todavía la última evolución de su motor

Miguel Martínez

Valtteri Bottas, lider hoy con Mercedes, descansa en el garaje del equipo alemán.

Valtteri Bottas, lider hoy con Mercedes, descansa en el garaje del equipo alemán. / AFP / LLUIS GENÉ

El fenomenal rendimiento de Ferrari en los entrenamientos de pretemporada hacía presagiar un arranque de Mundial más igualado de lo que indican los cuatro dobletes en cuatro carreras protagonizados por Mercedes. El regreso a Montmeló, escenario de los test de invierno, hacía pensar que Ferrari podría solucionar las grietas en el rendimiento a causa de su problemas para hacer trabajar correctamente los neumáticos. Las dos primeras sesiones de entrenamientos libres del GP de España han fotografiado el mismo panorama de las cuatro primeras citas: Mercedes por delante de FerrariValtteri Botas un poco más ágil que Lewis Hamilton entre las 'flechas de plata'; y el joven Charles Leclerc más rápido que Sebastian Vettel en la Scuderia.

Ferrari, sin prisas 

Y por ahí siguen, además, los problemas de Ferrari, que sigue dando el estatus de piloto nº 1 al tetracampeón alemán. Leclerc ya ha perdido puntos por respetar a su compañero de garaje y, muy posiblemente, los eche en falta, si como él cree, y su equipo también, Ferrari puede plantear batalla a Marcedes cuando en clasificación y en carrera estrenen la nueva especificación de motor que ha adelantado su llegada en tres carreras. La del viernes fue una jornada con los motores antiguos en los coches de Maranello y, en general, ha dejado la sensación de que en tandas largas —las que decidirán la estrategia y, probablemente, el triunfo— el ritmo es muy similar entre los dos equipos dominadores de las últimas temporadas.

Sainz, ilusionado

Ferrari se juega mucho este fin de semana. Todos los equipos conocen a la perfección Montmeló, el circuito donde más han rodado, de largo, en la última década, un trazado “tipo” del que se pueden extraer conclusiones para el resto del año, con alguna salvedad como Mónaco, Singapur o Hungría. La tropa de Maranello necesita desesperadamente verse en condiciones de pelear con Mercedes en la pista que marca el devenir del resto de la temporada.

Es una cita crucial también para el resto de los equipos. Más allá de esa tercera posición que suele marcar Red Bull, con un único piloto, Max Verstappen, por detrás, las fuerzas parecen extremadamente igualadas con una agradable sorpresa, la cuarta posición de McLaren. "Aún tenemos margen de mejora en el coche”, explica Carlos Sainz, metido de lleno en esa lucha que cada carrera va del sexto al 14º puesto. El equipo del madrileño presentó ayer su nueva incorporación en el 'staff' técnico, al ingeniero Andreas Seidl, con una exitosa carrera en Porsche, que debuta este fin de semana, en Montmeló. como jefe de equipo, en el papel que el año pasado desempeñaba Eric Boullier.