Ir a contenido

Fórmula 1

Los Mercedes regresan a la primera línea en el GP de China

Bottas arrebata a Hamilton la pole position por milésimas en Shanghái

Miguel Martínez

El piloto de Mercedes Valtteri Bottas tras conseguir la ’pole position’ en China

El piloto de Mercedes Valtteri Bottas tras conseguir la ’pole position’ en China / AFP

Fue una cuestión de milésimas que Valteri Bottas le arrebatara la que iba a ser la séptima pole de Lewis Hamilton en el en el Gran Premio de China, en el circuito de Shanghái. Fue una cuestión de milésimas también, que Sebastian Vettel mantuviera la tercera posición frente a Charles Leclerc, el joven y talentoso compañero que le tiene contra la pared esta temporada. La mala noticia para la F-1 en su carrera número 1.000 es que más de tres décimas separaron a las flechas de plata de los coches rojos.

“Está siendo un buen fin de semana de momento. Me he sentido muy cómodo desde los libres”, explicó Bottas. He tenido algún problema en el último intento, no ha sido exactamente la vuelta que quería, pero ha sido un día muy bueno y Lewis está a solo a unas milésimas”, añadió el finlandés consciente de que su compañero se le echará encima en la salida para abordar las dos complicadísimas primeras curvas.  “No me he rendido”, confirma Hamilton.  Quiero felicitar a Valteri porque lleva un fin de semana estelar. Por mi parte, llevo todo el fin de semana peleándome con el coche y tal y como he acabado de cerca creo que hemos hecho un gran trabajo. Los Ferrari son rápidos en recta, pero es evidente que hemos mejorado muchos en las curvas y estoy muy contento”, concluyó el chico de Stevenage.

Paso adelante

Mercedes se trajo un evolucionado alerón delantero a China que los comisarios de la FIA consideraron ilegal, porque entendía que no respetaba las medidas impuestas por el reglamento de esta temporada que ha incidido sobre manera en esta pieza del coche con el fin de favorecer los adelantamientos. Aun así, Mercedes ha dado un gran paso adelante para colocar tres décimas por vuelta sobre los Ferrari que venían de dominar la clasificación del GP de Baréin. Los coches rojos siguen siendo muy rápidos en recta, pero Mercedes es mucho más veloz en curva.

Vettel salva por milésimas la cuarta posición frente a Leclerc, mientras Sainz no puede meter al McLaren en Q3

“Podíamos haber sacado algo más en la Q-3, pero no lo suficiente para batir a los Mercedes, Somos mas rápidos en las rectas, pero ellos son más fuertes en curva”, confirma Vettel, aliviado por endosar unas milésimas a su compañero Leclerc, pero aún bajo el recuerdo de la temporasa pasada, cuando ddisponía de coche para ganar aquí, pero lo echó todo por la borda en un enganchón con Max Verstappen. La tensión ha vuelto entre ellos cuando en el último intento de la Q-3, Vettel adelantó a Verstappen en la vuelta de lanzamiento —hay un pacto de caballeros para no adelantarse en ese momento— al entender que iba demasiado lento y que se quedaría fuera del último intento.

Lejos del siempre singular trazado de Albert Park, y después del extraño buen rendimiento de Baréin, McLaren volvió a la realidad en China. Sabíamos que este era un fin de semana complicado para nuestro coche”, confirmó Carlos Sainz tras firmar un decimocuarto, una décimas y pico más rápido que su compañero Lando Norris. “Con los tiempo en los libres 1 y 2 —hizo sexto—, nos ilusionamos pero en esta clasificación hemos vuelto a la realidad. Es lo que hay, los puntos son el domingo y veremos si surge algún efecto algunos pequeños cambios que hemos hecho en el coche”, concluyó el madrileño.