Ir a contenido

FÓRMULA UNO

Ferrari encuentra de nuevo el camino

Los coches rojos dominan las sesiones libres del Gp de Bahréin que ha visto el regreso de Fernando Alonso al paddock de F-1

Miguel Martínez

El Ferrari de Vettel, en un momento de la segunda sesión de entrenamientos

El Ferrari de Vettel, en un momento de la segunda sesión de entrenamientos / ANDREJ ISAKOVIC (AFP)

“Era un poco de todo, errores en la configuración, en los reglajes, problemas con las gomas…” Ese fue el diagnóstico que Sebastian Vettel completó para explicar la decepción de Ferrari en la primera carrera. “Creo que sabemos como solucionarlo”, añadió el jueves. Y así ha sido. Los dos coches rojos, el de Vettel, y el de Charles Leclerc, dominaron la jornada de entrenamientos libres del GP de Bahréin, donde los Mercedes —al menos de momento— se sitúan por detrás.. Carlos Sainz finalizó undécimo la segunda sesión con algunos problemas de reglajes en el McLaren, que Fernando Alonso probará el martes y el miércoles con el fin de ayuda al equipo a mejorar.

"Tengo ganas de pilotar. Creo que a todos los pilotos nos gustan los coches más que las actividades que hay alrededor. El poder venir a Bahréin y subirme a un Fórmula 1 es un placer para cualquiera. Si además puedo ayudar al equipo intentando entender cómo es el coche de este año, ver si tiene alguna característica mucho mejor que el año pasado o si se puede mejorar, yo encantado de ayudar.

No sólo el martes, porque si este fin de semana puedo ver algo desde fuera, ojalá sirva de algo”, explicó el asturiano recién llegado de Suráfrica, donde probó el Toyota Hilux —vencedor del último Dakar, sobre el desierto del Kalhari. "Lo he tomado más como un regalo. También probé la MotoGP en Japón cuando estábamos con Honda. También probé un NASCAR aquí en Baréin, y aquí he vuelto a tener la oportunidad de probar un coche muy diferente. Ahora buscaré a Carlos Sainz padre y tendremos una charla larga. Me llamaba cada poco: '¿Cómo va?' Y yo: 'No te voy a decir nada, porque voy por donde puedo e intento acabar cada vuelta’".

Aparición de Alonso

Alonso pone en valor la dificultad de conducir coches muy diferentes. “La gente me escribe o me dice que es bueno que me esté divirtiendo. Yo no me estoy divirtiendo, estoy haciendo una cosa de la no soy dueño de lo que hago, que necesita de estudio y preparación. Cuando me subo a uno de esos coches, no disfruto como en un Fórmula 1 porque estoy pendiente de coches que quizá todavía no tengo por la mano. Es más un ejercicio de superación para intentar ser mejor cada día, más que para pasar el día y divertirme, como quizá se ve desde fuera”.

Alonso regresa al 'paddock' de  F-1 dos carreras después de despedirse del Gran Circo y todo el mundo el pregunta por su vuelta la F-1:  "No lo sé. No creo que dependa de cuatro o cinco carreras. He tenido la suerte de elegir lo que me apetecía hacer en toda mi carrera, de poder elegir el equipo en el que me apetecía empezar o acabar una aventura. Ahora mismo los retos que tengo fuera de la Fórmula 1 me están haciendo más fuerte, seguramente más ‘piloto total’", asegura.

"Los 20 pilotos de la Fórmula 1 tienen un talento enorme, pero sólo gana el que tiene el mejor coche", deja claro el piloto asturiano. "Eso ya lo he tenido. Si no llego a ser nunca un campeón, quizá buscas con ansia ese mejor coche. Habiéndolo tenido y teniendo los dos mundiales, esta parte del mundo del motor la he completado mucho mejor de lo que nunca hubiera soñado".

Temas: Ferrari