Ir a contenido

MUNDIAL DE F-1

Hamilton da el título de constructores a Mercedes

El inglés gana una carrera tras muchos problemas con las gomas y un trompo de Verstappen

Miguel Martínez

El británico Lewis Hamilton es elevado a los cielos por los mecánicos de Mercedes.

El británico Lewis Hamilton es elevado a los cielos por los mecánicos de Mercedes. / AFP / EVARISTO SA

Tan solo restaba la emoción de saber si Ferrari llegaría a la última carrera de Abu Dabi con posibilidades de luchar el título de constructores. Para ello, Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel necesitaban sumar hoy sobre el circuito de Interlagos 13 puntos más que Lewis Hamilton y Valtteri Bottas. Y ni así. Sucedió lo de casi todo el año, que Hamilton sumó puntos por encima de las expectativas. Es el quinto mundial de constructores consecutivo para Mercedes, pero es el primero sin disponer del mejor coche.

Comenzaron a trabajar en el motor híbrido en 2009 cinco años antes de que el reglamento hiciera obligatorio el propulsor de gasolina y eléctrico,  Sacaban tres y cuatro años de ventaja a Ferrari y Renault en el desarrollo. Y lo han aprovechando bien. Ha sido en la quinta temporada cuando Ferrari ha construido, por fin, un propulsor más potente, pero los pilotos han decidido el desenlace del campeonato de pilotos y también el de constructores. El chico de Stevenage ganó de nuevo en Brasil y lo hizo sufriendo con los neumáticos, y ayudado por un toque entre Max Verstappen y Esteban Ocon, cuando el talento holandés era líder de la prueba.

“Me recuerda a mi a sus años, madurará y será mucho más completo”, dice Hamilton sobre el piloto llamado a sucederle, capaz de llegar segundo con un coche dañado y ponerle en apuros quizá para disfrutar más la victoria. Hamilton brindó el triunfo a todos los trabajadores de Mercedes, justo después de  abrazarse al coche para escenificar ese binomio perfecto coche-piloto dominador del último lustro.