Ir a contenido

MUNDIAL DE RESISTENCIA

Los comisarios descalifican a los dos Toyotas tras su triunfo en Silverstone

Cinco horas después de concluir la carrera, los dos Toyota fueron descalificados por falsedades en el coche

Miguel Martínez

Fernando Alonso, celebrando su victoria en Silverstone.

Fernando Alonso, celebrando su victoria en Silverstone. / James Moy

Más de cinco horas después, al filo de la media noche, los Comisarios del Mundial de Resistencia desplazados a las Seis Horas de Silverstone acordaron descalificar a los dos Toyota por irregularidades en el fondo plano. El reglamento especifica que no puede haber cambios en esa parte del coche tras la seis horas de competición, pero ahora Toyota apelará argumentado que se debe a una salida de pista y al paso por los pianos del trazado inglés.

Los Comisarios privan, de momento, a Fernando Alonso de un triunfo que se ganó en la pista junto a sus compañeros Kazuki Nakajima y Sebastian Buemi, ganadores de las dos carreras anteriores: las Seis Horas de Spa y las 24 Horas de Le  Mans.  Alonso cuajó una gran actuación y en su relevo  obtuvo una ventaja de diez segundos sobre el Toyota número 8 de Pechito Löpez, Kamui Kobayashi y Mike Conway, pero la salida del coche de seguridad neutralizó toda esa ventaja al final de su stint. El relevo nocturno de Alonso fue clave en la victoria en Le Mans, pero en esta ocasión fue Sebastian Buemi, quien marcó la diferencia, sobre todo, en el relevo final, en un mal día de los pilotos japoneses de los dos coches.

Bonita batalla

"Ha sido una bonita batalla con el otro coche, hemos ido al límite. Hemos hecho buenos adelantamientos y nos hemos divertido”, explicó Alonso en el podio después de protagonizar una de las maniobras del día al realizar un triple adelantamiento por fuera en las Beckets. Alonso ganó en Fórmula 1 en este circuito en 2006 con Renault y en 2011 con Ferrari, un palmarés que ha engordado con las Seis Horas de Silverstone, donde solo había ganado antes un español, Marc Gené.

“Parecía que sufríamos un poco al inicio de los stints donde el otro coche nos mataba en las dos primeras vueltas pero luego en el segundo tramo parece que nuestro 'set up' era un poco mejor”, explicó Alonso al finalizar la carrera, mucho antes de conocer la descalificación. Kamui Kobayashi mantuvo el coche número 8 de Toyota en primera posición tras una buena hora y media inicial en la que Sebastian Buemi se mantuvo detrás con el coche número siete, Alonso se subió al coche 8 con una hora y cuarto disputada y en el 7 lo hacía Mike Conway. Poco a poco, Alonso fue siendo mejor hasta adelantar al británico.

Fallaron los pilotos japoneses

En ese momento, el asturiano impuso un ritmo demoledor que le llevó a tener casi diez segundos de ventaja antes de que un safety car diluyera su ventaja. Justo a mitad de carrera, Alonso y Conway dejaron su asiento a Nakajima y López.  El argentino fue más rápido y consistente que el japonés. Nakajima gestionó mal el tráfico y los neumáticos y perdió casi medio medio minuto, una distancia que parecía insalvable. “La verdad es que no ha sido mi mejor día, pero mis compañeros han estado sensacionales y por eso hemos ganado, esto es un equipo”, reconoció Nakajima.

Sin embargo, el último relevo de Kobayashi fue aún peor el coche número ocho. Con problemas de sobreviraje, el equipo cambió aerodinámica trasera en una de las paradas lo que redujo la ventaja de 25 a 18 segundos. En ese momento, Buemi impuso un ritmo tremendo bajando medio segundo por vuelta la ventaja. Muy presionado, por la remontada del otro coche, Kobayashi acabó saliéndose de la pista con un recto en el dañó el fondo plano. Pudo seguir, pero ya lo hizo detrás de coche número 7 en la última media hora de carrera.

Pero cinco horas después llegó la descalificación de los dos Toyota, por lo que el triunfo ha recaído en el Rebellion de Beche-Laurent-Menezes seguido de sus compañeros de equipo, Lotterer y Jani, (corrían sin Bruno Senna, que se había accidentado en los entrenamientos, rompiéndose una pierna).

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.