Ir a contenido

MUNDIAL DE F-1

Ricciardo se consagra en el GP de Mónaco

El australiano gestiona sus problemas de motor y mantiene a raya a Vettel y Hamilton de forma magistral

Miguel Martínez

Daniel Ricciardo, en el GP de Mónaco.

Daniel Ricciardo, en el GP de Mónaco. / Claude Paris

Mónaco le debía una victoria y la historia estuvo a punto de birlarle otra. O quizá fue solo para ensalzar su figura, su talento. Para redondear una actuación magistral, el destino cruzó en el camino de Daniel Ricciardo una avería. Durante más de media carrera la parpadeante luz roja trasera de su Red Bull, evidenciaba un avería en la unidad MGU-K que aporta 150 de los 800 caballos del coche. Aún así, el australiano nunca dio síntomas de venirse abajo. Por detrás, Sebastian Vettel (Ferrari) y Lewis Hamilton (Mercedes) sufrían 'grainning' tras el único 'pit stop', pero cuando el granulado de los neumáticos se fue, tampoco atacaron a Ricciardo, una especie de reverencia ante el brutal momento de forma que exige que el ¿Gran Circo¿ ponga en sus manos un coche para luchar por el título.

Red Bull mima a Ricciardo 

Es lo que busca el australiano para 2019,mientras da vueltas a las opciones porque su contrato en Red Bull finaliza al final de este año. Ni a Hamilton ni a Vettel les gustaría verle como compañero, pero los jefes de Mercedes y, sobre todo, Ferrari, quizá piensen de otra manera. De momento, en Red Bull intentan convencerle de que lo mejor para él es renovar. “Ha ganado dos carreras en este arranque de temporada, igual que Lewis, igual que Sebastian, y esta ahí en la pomada de la lucha por el Mundial”, reflexiona Christian Horner, el jefe de Red Bull. “Él sabe que le queremos”, añade.

Desde luego, le riegan la oreja mientras tanto.  “Increíble lo que has hecho. Es una recompensa a lo que hiciste en 2016, es solo comparable a lo que Michael Schumacher hizo en 1995 en Barcelona”, le gritó Horner por radio nada más cruzar la meta. “Perdimos el MGH-K y aún sin eso pudo ganar. Es un resultado soñado para el y para el equipo. Ya sabíamos que iba a hacer todo por ganar, a pesar de de perder el 25% de su la potencia, son 2,5 segundos por vuelta”, insistió Horner. Y sí, el jovial australiano no se lo podía creer mientras su ingeniero de pista le intentaba dar ánimos.

La felicidad del vencedor

“Tuvimos muchos problemas, perdí mucha potencia, pensé que se acababa la carrera, llegué con solo seis marchas”, reconoció el australiano tras sacarse una espina clavada hace tres años, cuando un error de estrategia del equipo le hizo perder esta carrera haberse hecho con la pole y ser el más rápido en carrera.  “Hoy puedo mostrar más emociones que ayer. Llevo dos años esperando este redención”, dijo tras beber como es tradicional en él por el champagne por su zapato.

Es el séptimo triunfo de Daniel Ricciardo, todos con Red Bull a donde llegó en 2014 procedente de Toro Rosso. Es verdad que esta victoria le mete en la lucha por el título a la espera de esas mejoras en el motor Renault que el fabricante francés ha prometido para la próxima carrera de Canadá. Pero tienen que suceder muchas cosas para que al final de temporada, esa lucha por el título no sea de nuevo un mano a mano entre el Mercedes de Hamilton y el Ferrari de Vettel.  El inglés salió mucho mejor parado que el año pasado (séptim posición) de un circuito que no va nada bien la largo chasis de Mercedes. “No se puede hacer un coche ganador para todos los trazados”, insiste Toto Wolff, el jefe de las flechas de plata. Sufrirán de nuevo en Hungría, en Singapur, peor en el resto. Aún así, se esperaba más de Hamilton y Vettel contra un Red Bull sin potencia eléctrica.  “Los neumáticos se enfriaron con el coche el seguridad”, se disculpó Vettel para explicar su indolencia en un momento en el que la carrera fue neutralizada tras el accidente de Charles Lecrerc. Especialmente vergonzoso fue ver a Esteban Ocón apartarse del camino de Lewis Hamilton con su Force India por mucho que Mercedes le pague la nómina. Y ni así. Ni Vettel atacó a Ricciardo, ni Hamilton a Vettel.

Sainz, víctima de Renault

Raikkonen, Botas y el propio Ocón transitaron toda la carrera en tierra de nadie. Justo por detrás, viajaba Fernando Alonso, que cosechó su primer abandono del an la séptima carrera del año, y por el mismo problema que hizo retirarse a su compañero Stoffel Vandoorme, la caja de cambios, un elemento de McLaren y nada que ver con el motor Renault. Alonso rodaba séptimo cuando la caja dejo basta, la misma posición lograda en la clasificación. “Hicimos cambios de sensores, pero luego se quedó en quinta marcha sin poder subir ni bajar, por eso les dije por radio caja de cambios. Salimos séptimos, hubiéramos quedado sétimos, pero no hemos tenido la fiabilidad necesaria”, explicó el español.

Carlos Sainz fue víctima de la estrategia y de su gran actuación en la clasificación, lo que siempre es una paradoja. Se vio obligado a montar de salida la goma hiperblanda como el resto de los 10 primeros, mientras que su compañero Nico Hulkenberg, en cambio, pudo elegir neumático tras clasificarse duodécimo. El alemán utilizó la mejor opción —un neumático mas duro al principio— y se colocó tras media carera tras el coche del madrileño. “Debes dejar pasar a Nico”, dijeron en el equipo a Sainz, que cumplió sin rechistar, aún sabiendo que podría haber mantenido su posición en las estrechas calles de Mónaco. “Dejar pasar a Nico fue una anécdota. La carera estaba pedida con la degradación del ultrablando. Yo esperaba esa degradación del ultrablando, pero otra gente pare que no”, explicó dolido Sainz, a pesar de sumar un punto que le sabe “mal, muy mal, muy amargo, Ha sido una carrera un poco desastre. La decisión de montar el ultrablando en la vuelta 15 no fue la más acertada”, insistió

Mundial de pilotos:

1. Lewis Hamilton (GBR) 110 pts

2. Sebastian Vettel (GER) 96

3. Daniel Ricciardo (AUS) 72

4. Valtteri Bottas (FIN) 68

5. Kimi Räikkönen (FIN) 60

6. Max Verstappen (NED) 35

7. Fernando Alonso (ESP) 32

8. Nico Hülkenberg (GER) 26

9. Carlos Sainz Jr (ESP) 20

10. Kevin Magnussen (DEN) 19

11. Pierre Gasly (FRA) 18

12. Sergio Pérez (MEX) 17

13. Esteban Ocon (FRA) 9

14. Charles Leclerc (MON) 9

15. Stoffel Vandoorne (BEL) 8

16. Lance Stroll (CAN) 4

17. Marcus Ericsson (SWE) 2

18. Brendon Hartley (NZL) 1