Ir a contenido

EL PIQUE CONTINÚA

Vettel: "Hoy, Lewis, el 'modo fiesta' será para Kimi y para mí"

El tetracampeón alemán le devuelve el zasca del sábado al campeonísimo británico al ganar en Melbourne

Hamilton, segundo del GP, no se mordió la lengua y respondió que "normal, Kimi siempre está de fiesta"

Miguel Martínez

Lewis Hamilton y Sebastian Vettel se divierten en el podio de Melbourne.

Lewis Hamilton y Sebastian Vettel se divierten en el podio de Melbourne. / AP / ASANKA BRENDON

Cierto, no es Albert Park, el trazado urbano de Melbourne, el lugar ideal para ver lucha en la pista, pues es muy, muy, por no decir que casi imposible presenciar adelantamientos en carrera. De hecho el único y decisivo adelantamiento, el del alemán Sebastian Vettel (Ferrari) al inglés Lewis Hamilton (Mercedes) se produjo en los box, o casi, en una habilidísima maniobra cuando apareció el coche de seguridad.

Pero lo que sí demostró el Gran Premio de Australia es que, de momento, los Ferrari sí parecen en disposición (bueno, cierto, ya ocurrió el pasado año y, luego, venció comodamente Hamilton) de plantar cara a los poderosos coches alemanes. Y, en ese sentido, da la sensación de que el simpático pique entre Hamilton y Vettel, que ya se vivió el sábado después de que el británico lograrse la 'pole' utilizando, dicen, el 'modo fiesta', el más poderoso, de su impresionante motor Mercedes, y le dijese al tetracampeón alemán que le había quitado la sonrisa de su cara con esa vuelta velocísima.

Vettel le devolvió el zasca del sábado a Hamilton tras la victoria en Melbourne

Es evidente que hoy, tras la victoria de Vettel, el alemán quiso responder al inglés y lo hizo aludiendo, cómo no, al sobrenombre que todos le han puesto al motor Mercedes: "Hoy, Lewis, lo siento pero el 'modo fiesta' será para Kimi y para mí", a lo que el piloto de la escuderia alemana respondió aludiendo a la fama que tiene de fiestero 'Iceman', el veterano piloto finlandés de la 'Scuderia': "No me extraña, Kimi siempre está de fiesta".

Lo cierto es que en Mercedes, que creían tener plenamente dominada la carrera con el bien y constante pilotaje de Hamilton, estaban muy, muy, preocupados por el gol por la escuadra que les había marcado Ferrari al aprovechar Vettel la aparición del coche de seguridad y birlarle el primer puesto a Hamilton, manteniéndole, con cierta facilidad, hasta el final, sin conceder ni una sola posibilidad de adelantamiento al británico, que, cuando lo intentó, cometió un error, perdió el control de su coche y se distanció, ya definitivamente, a más de dos segundos.

Sebastian Vettel celebra, por todo lo alto, su gran triunfo ante Lewis Hamilton en Australia. / EFE / JOE CASTRO

“Deberíamos haber salido por delante, incluso con la posibilidad de que Vettel aprovechara el coche de seguridad para hacer su parada. Los estrategas nos decían que era suficiente. No sé que ha pasado”, se preguntaba Totto Wolff, jefe supremo del equopo Mercedes, al final de la carrera. En teoría, los estrategas tenían dos segundos de margen, que, probablemente, se esfumaron porque Hamilton se relajó entre el comienzo y el final de recta sin acercarse al máximo al tiempo 'delta', ese crono mínimo que el piloto tiene para completar la vuelta en caso de coche de seguridad virtual.  Pero es que ninguno de sus ingenieros le alertó del peligro de Vettel. “¿Estaba en mi ventana de 'pit'?”, preguntaba por radio Hamilton. “No” le contestaron.

El divertido diálogo 

No fue culpa de Hamilton, pero el campeonísimo inglés sabía que debía enfrentarse, de nuevo, a los dos hombres de Ferrari en la rueda de prensa de los tres primeros de carrera, un día después de decirle a Vettel, tras cuadrar una vuelta prodigiosa y lograr la 'pole', que lo había hecho “para borrarte la sonrisa de tu cara”. Pues bien, Vettel se la devolvió, tenía preparada el “contrazasca". “Esta noche, Lewis, seremos Kimi y yo los que nos vayamos de fiesta, en 'modo fiesta'”.  Aunque Vettel no contaba con la reacción de Hamilton: “Vaya novedad, Kimi siempre está de fiesta”, dijo ante el gesto impertérrito del hombre del hielo.

0 Comentarios
cargando