Ir a contenido

GP DE AUSTRALIA DE F-1

Alonso resucita el día que Vettel machaca a Hamilton

El bicampeón asturiano es elegido 'piloto del día' en Melbourne al acabar quinto en su estreno con el nuevo McLaren-Renault

Vettel y Ferrari le roban la cartera a Hamilton y Mercedes con una estrategia prodigiosa y un pilotaje perfecto del piloto alemán

Miguel Martínez

El alemán Sebastian Vettel celebra su victoria de hoy, en Australia, ante el poderoso Lewis Hamilton.

El alemán Sebastian Vettel celebra su victoria de hoy, en Australia, ante el poderoso Lewis Hamilton. / REUTERS / BRANDON MALONE

Puede que muchos no vieran razón para la ilusión de Fernando Alonso. A fin y al cabo, había clasificado 10º en el Gran Premio de Australia, más o menos, en la misma posición que los dos años anteriores con su McLaren y el motor Honda. Esa sonrisa de Alonso no se refería a esa posición, sino a las posibilidades en carrera, a disponer ¡por fin! de un motor y un coche con el que competir, un conjunto con el que no hay que ahorrar gasolina, ni motor ni frenos. Y con eso, con tan poco como todo eso, Alonso aprovechó una parada en box, durante la aparición del coche de seguridad, para instalarse en la quinta posición, que defendió con maestría frente al impetuoso Max Verstappen durante más de 20 vueltas en el Gran Premio de Australia. Ese coche de seguridad proporcionó también a Sebastian Vettel (Ferrari) la posibilidad de colocarse líder cuando no tenía más opciones que la de la tercera plaza. El alemán no desaprovechó la oportunidad y birló a Lewis Hamilton (Mercedes) la primera victoria de la temporada.

Felicidad completa de Alonso

“Estoy orgullo de vosotros. Ha sido mucho tiempo, un largo invierno, y ahora podemos luchar, podemos divertirnos, sí”, dijo Alonso por radio a la gente de su equipo al acabar su carrera. Ese “ahora podemos luchar” es lo que le ha devuelto la sonrisa, y le devuelve al primera plano, para poder ser elegido “piloto del día” por las votaciones de millones de telespectadores de todo el mundo. “Verstappen siempre es muy agresivo, muy difícil, pero este año nos podemos defender, podemos atacar…”, insiste el asturiano. “Somos más rápidos en carrera que en crono, pero podemos y vamos a mejorar. Estamos aún en el punto más bajito de la temporada, con muchas cosas que mejorar que poner a punto, con cosas que tiene que llegar todavía en las siguientes carreras”, explica el asturiano.

Sebastian Vettel celebra con sus mecánicos, en Melbourne, su victoria en el GP de Australia. / REUTERS / BRANDON MALONE

Los Hass, la gran revelación de esta temporada, marchaban por delante de los dos Red Bull, con problemas en la primera parte de la carrera al elegir un compuesto de neumático más duro que el resto. La carrera estaba programada a una parada en box para todos. Kimi Raikkonen (Ferrari) intentó un “undercut” sobre Hamilton, pero el líder de la  carrera se cubrió de 'Iceman' y se detuvo una vuelta después para protegerse de quien le perseguía a dos segundos, sin tener en cuentra Vettel, que iba tercero a siete segundos.

Fue entonces cuando se detuvieron los Hass. Un problema con una pistola ocasionó un fallo en la tuerca en los dos coches. Kevin Magnussen logró encontrar una escapatoria, pero Romain Grosjean dejó su coche en medio de la pista. Dirección de carrera mostró el coche de seguridad virtual, por el que todos los coches bajan su velocidad y no deben bajar de un tiempo llamado 'delta', más o menos, siete segundos más lento que una vuelta normal. Y esos siete segundos son precisamente los que se ganan en una parada en box en ese momento respecto a una parada con la carrera lanzada.

Vettel reconoce que la aparición del coche de seguridad le permitió sorprender a Hamilton y derrotarle al final

Fue entonces cuando Alonso entró en boxes, para regresar quinto, justo por delante de Max Verstappen (Red Bull), fue entonces cuando Vettel hizo su parada para regresar líder, por delante de Hamilton, sin que el piloto inglés ni siquiera Mercedes contara con ello. “No sabemos lo que ha pasado”, le decían por radio a Hamilton cuando el inglés pedía explicaciones.

Hamilton, bastante desesperado

Restaban 20 vueltas con tres duelos en pista: Hamilton-Vettel (por el triunfo), Raikkonen-Ricciardo (por el podio), Alonso-Verstappen (por la quinta plaza), en los tres casos sucedió lo mismo porque, en un circuito tan difícil para adelantar, los coches que iban por delante no cedieron ni un hueco. “¿Puedo usar el modo 'qualy' ya?”, preguntó por radio Hamilton. Le dieron ese permiso a falta de 10 vueltas, permiso para utilizar el modo más agresivo de mapa motor, ese que todo el mundo llama ya “modo fiesta” y que ya había levantado la polémica entre Hamilton y Vettel durante la clasificación.

Fernando Alonso saluda a los espectadores poco antes de que de comienzo el GP de Australia. / EFE / DIEGO AZUBEL

Fue un triunfo de la estrategia de Ferrari y en la 'Scuderia' decidieron que fuera el español Iñaki Rueda, jefe de estrategia, quien subiera al podio. El equipo italiano pudo diversificar su estrategia con sus dos pilotos, mientras que Hamilton solo pudo cubrir a uno, sin ayuda de un compañero, porque Valteri Bottas transitaba por la cola tras estrellarse en la clasificación.

"Estoy feliz por el equipo. Ha trabajado durísimo este invierno y ahora, al menos, podemos luchar. Y eso que estamos en el momento más bajito de la temporada. Vamos a mejorar mucho en las próximas carreras"

Fernando Alonso

Piloto de McLaren-Renault y escogido 'hombre del día' en Melbourne

“Hemos tenido suerte con el coche de seguridad. Estaba pasando momentos duros con los neumáticos, pero recé para que saliera el coche de seguridad. Cuando vi el Hass parado, mi cuerpo se llenó de adrenalina, y apreté todo lo que pude”, explicó Vettel, sorprendente ganador de la primera carrera.  “Lewis tuvo una gran vuelta en la 'qualy', en carrera hemos tenido suerte, no estamos dónde queremos estar en términos de rendimiento del coche, pero hemos aprovechado la primera oportunidad y eso nos da una motivación genial para las próximas semanas”, concluyó el alemán.

“Tengo que felicitar a Sebastian a Ferrari. Tenemos que analizar sobre la pizarra lo que ha pasado”, dijo Hamilton, aún sin comprender porque su equipo no el alertó de que Vettel podría adelantarle con el coche de seguridad. Una vez en la segunda plaza, tuvo poco que hacer. “Teníamos un gran rito pero es muy difícil adelantar. Hemos salido vivos de aqui y seguiremos luchando”.

0 Comentarios
cargando