Ir a contenido

GP DE AUSTRALIA DE F-1

Hamilton se pasea por las calles de Melbourne

El campeón inglés, 'pole' en Australia, supera por más de medio segundo a los Ferrari de Raikkonen y Vettel

Alonso (10º) no se metió en la definitiva Q3 en el primer GP, mientras Sainz arrancará desde la novena plaza

Miguel Martínez

Sebastian Vettel, Lewis Hamilton y Kimi Raikkonen, tras lograr el campeón británico la pole del GP de Australia.

Sebastian Vettel, Lewis Hamilton y Kimi Raikkonen, tras lograr el campeón británico la pole del GP de Australia. / REUTERS / BRANDON MALONE

Se daba por hecho que Fernando Alonso no tendría mayores problemas para estar en la última tanda, en la decisiva Q-3, la sesión que decide la 'pole', pero la realidad de la primera 'qualy' del Mundial de F-1 es que esa lucha, que sí se esperaba entre HaasRenault McLaren por ser el cuarto equipo de la parrilla, ha dejado a McLaren último de ese pelotón, al menos en la clasificación de este primer Gran Premio de Australia. Stoffel Vandoorme, a dos segundos de Alonso tampoco pudo pasar a la Q-3, mientras que sí lo hicieron Carlos Sainz Niko Hulkenberg, con Renault, y Romain Grosjean y Kevin Magnussen, con los Haas. La 'pole', por supuesto, fue, de nuevo, para el británico Lewis Hamilton (Mercedes), que superó por más de medio segundo (0.664 segundos) a los dos Ferrari, de Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel.

Fernando Alonso y su McLaren-Renault, durante la 'qualy' de hoy en Melbourne. / REUTERS / BRANDON MALONE

"Sabíamos que si hacíamos las cosas bien podíamos estar con ese grupo, peleando con los Haas”, explicó Carlos Sainz. “Estamos muy contentos de cómo empezó la crono. Tienes la curiosidad de saber dónde estas, entre el séptimo y el 12º, y como punto de partida es estupendo, porque, a partir de ahora, van a llegar muchas mejoras, y otras mejoras gratis, digámoslo así, de poner todo a funcionar. Va ser un buen año”, relató Fernando Alonso, quien insiste en que la lucha con Haas y Renault “no va a seguir mucho tiempo. Sabemos las mejoras que llegarán en Barein, China o España, sabemos las limitaciones que tenemos en esta primera carrera. Hay que mirar a los tres equipos de arriba más que a los de la zona media”, añade el bicampeón.

Espectacular accidente de Bottas

Y entre esos tres equipos de cabeza a los que mira Alonso, los tiempos andan algo más apretados, y cuando eso sucede los pilotos están obligados a buscar la milésima, y con ello, salen a la luz más errores, sobre todo, en los más débiles. Es el caso de Valteri Bottas, que destrozó su Mercedes en la curva tres al dar gas antes de tiempo. El doble golpe contra la valla resultó violento y sirvió, además, para ver la utilidad de los guantes biométricos obligatorios en todos los pilotos, mediante los cuales, el equipo médico de los grandes premios monitoriza el pulso, la tensión, temperatura y otras variables médicas de los pilotos.

Carlos Sainz (Renault) cree que podía haber logrado una mejor posición en la parrilla. / EFE / diego azubel

Con Bottas fuera de combate y Daniel Ricciardo sancionado con tres puestos en la parrilla —exceso de velocidad con bandera roja en los libres del viernes—, la crono se redujo a una batalla entre Hamilton frente a los dos Ferrari y el Red Bull de Max Verstappen. Pero no hubo tal batalla. Hamilton extrajo lo mejor del nuevo motor Mercedes, volvió a evidenciar que, a pesar de todas las prohibiciones, las 'flechas de plata' disponen de un mapa motor extraordinario para clasificación (al que llaman 'modo fiesta'), y fulminó el crono para endosar más de medio segundo al segundo, que no fue Verstappen, ni Vettel, sino Raikkonen.

Hamilton: "No fue fácil, no"

“Pensarías que este resultado, dado nuestro rendimiento en los últimos años, es normal, pero no, he tenido que ser muy intenso para conseguir este tiempo, mi corazón iba a 200. Ha sido una gran vuelta, lo mejor que he podido hacer. Ha sido cuestión de poner los neumáticos en temperatura”, añadió el inglés, tras sumar su quinta 'pole' consecutiva en Australia, todas las de la era híbrida, las del dominio de Mercedes.

Raikkonen no se mostró tan satisfecho. “La diferencia de tiempo con la 'pole' es demasiado grande”, explicó el finlandés. “Nos queda mucho trabajo por delante”. Tampoco Vettel sonreía. “No es el resultado esperado. Es una pena esa diferencia con Lewis, aunque él ha hecho una gran vuelta. No es fácil adelantar en este circuito, pero veremos lo que pasa en la salida”.