Ir a contenido

FÓRMULA 1

El jefe de McLaren confirma que Mercedes, Ferrari y Red Bull están aún lejos

"Pelearemos en la zona media con Haas y Renault", asegura el jefe del equipo de Fernando Alonso

Miguel Martínez

Fernando Alonso, conduciendo su McLaren en Montmeló.

Fernando Alonso, conduciendo su McLaren en Montmeló. / AFP / LLUIS GENE

Durante la mañana, rompió de nuevo el motor Renault, pero justo en el último instante del último día de entrenamientos de pretemporada, Fernando Alonso marcó el segundo mejor tiempo de la jornada, a medio segundo del Ferrari de Kimi Raikkonen en igualdad de condiciones: muy poca gasolina en el depósito y un neumático nuevo hiperblando. Pero esos cronos no meten a McLaren en la lucha por la victoria de la primera carrera de Australia. "Pelearemos en la zona media con Haas y Renault", asegura Eric Boullier, jefe de equipo: Mercedes, Ferrari y Red Bull están aún lejos".

Tampoco la avería de la última jornada amilanó a Fernando Alonso. "En el último día, hemos puesto algo más de rendimiento en el coche y todo parece funcionar bien. Creo que todo el mundo se esconde algo, lo mismo que nosotros. Veremos qué podemos hacer en Australia. Ahora es momento de divertirnos con las carreras".

Eric Boullier, su director deportivo, adelanta dónde puede estar McLaren en esa primera carrera de Melbourne: "La lucha de delante todavía será entre Mercedes, Ferrari Red Bull. Me parece que algunos equipos han progresado bien, como Renault o Haas. Ese grupo medio estará más compacto y creo que nosotros estaremos en medio de este".

Renault, como McLaren

Los tiempos del último día confirman que Renault transita por los mismos términos de rendimiento que McLaren. Carlos Sainz marcó prácticamente el mismo tiempo que Alonso en su simulación de clasificación —el tercer mejor crono del día— por detrás de Alonso y Kimi Raikkonen, el dominador de la jornada. El finlandés completó el mismo programa de trabajo que Sebastian Vettel el día anterior, todo un ensayo de gran premio.

Eric Boullier, jefe de McLaren, en Montmeló. / AFP

En las horas matinales abordó un ensayo completo de clasificación con un juego de la opción ultrablanda –Q1– y dos de la hiperblanda –Q2 y Q3–. Su tiempo más rápido, un 1.17.221, le dejó a tan solo 39 milésimas del crono marcado el día antes ayer por su compañero de filas, el más rápido de todo el invierno.

Mientras, Mercedes se ha dedicado a las tandas largas con el coche cargado de gasolina como demuestran las 66 vueltas completadas que componen el GP de España. El inglés fue capaz de rodar en 1.19 con la flecha de plata atiborrada de gasolina, y eso ha estado fuera del alcance de cualquier otro equipo toda la semana. El W09 se ve mucho mejor que su predecesor y en el paddock de Montmeló se le considera un coche de otra dimensión.

0 Comentarios
cargando