Ir a contenido

EL RETO DEL BICAMPEÓN

Fernando Alonso logra el cuarto mejor tiempo en Indianápolis

El bicampeón español de F-1 se muestra muy orgulloso de los avances protagonizados en su aprendizaje en la Indy

Miguel Martínez

Fernando Alonso espera su momento para intentar la vuelta rápida, ayer, en Indianápolis.

Fernando Alonso espera su momento para intentar la vuelta rápida, ayer, en Indianápolis. / EFE / STEVE C MITCHELL

Las 500 Millas de Idianápolis destilan historia, tradiciones, como el sorteo del orden de salida en la clasificación en la Plaza de la Pagoda. Tal cual. Un tío con un micro en una carpa…. como hace décadas, como a comienzos del siglo pasado. Fernando Alonso arrancará en la el turno número 33, solo un detalle. Lo verdaderamente significativo es que finalizó cuarto en los entrenos del viernes, el Fast Friday, cuando pilotos equipos dan toda la presión al turbo y quitan el máximo de carga aerodinámica, tal cual realizarán la clasificación. El sábado para decidir los jueves primeros y el orden del resto, y el domingo para determinar el orden de los nueve primeros.

“El sábado queremos volver a repetir esta posición, lo que nos metería entre los nueve primeros del domingo. Será otro día de aprendizaje”, explica Alonso con una sonrisa en la boca, tras batir el tiempo de la pole del año pasado, tras batir a algunos de los favoritos como Juan Pablo Montoya. “Estamos bastante contentos. Ha sido una jornada estresante con llegada de la lluvia. Otro día de aprendizaje de las velocidades extra”.

UNA SESIÓN PENDIENTE DEL AGUA

La lluvia en forma de tormenta provocó que la sesión estuviera parada durante cerca de dos horas y media. En la Indy nunca se corre bajo la lluvia. Cuando aparece el líquido elemento se para todo. El líder del certamen, Sébastien Bourdais, ahora piloto de Dale Coyne Racing, —y en su día piloto Toro Rosso (fue sustituido por Jaime Alguersuari en 2009)— no quiso perder el tiempo y antes de que la lluvia interrumpiera la sesión, consiguió una vuelta de 233.116 mph, primera vez que se superan las 233 mph de promedio en Indianápolis. Su registro fue 1,6 décimas más rápido que el de Ryan Hunter-Reay de Andretti, que quedó delante de sus compañeros de equipo Takuma Sato y Fernando Alonso. El asturiano logró la cuarta posición, a dos décimas de Bourdais, a 50 minutos del final, con una velocidad de 231.827 mph. El piloto Chevrolet más rápido fue Juan Pablo Montoya, de Penske que terminó en quinto lugar con una mejor vuelta de 231.682 mph.

Oriol Servià terminó la jornada en la 14º posición, con una mejor vuelta de 230.887 mph en un total de cuarenta giros. Spencer Pigot sufrió el primer accidente serio del día, golpeando contra el muro en la salida de la curva 2. Salió ileso, pero se le notó desconcertado en cuanto a la causa del accidente. Zach Veach también se estrelló al final del día, impactando la pared dos veces en las curvas 1 y 2 en su AJ Foyt Chevrolet. También salió ileso.

            

0 Comentarios
cargando