Ir a contenido

Fernando Alonso negocia con Mercedes para sustituir a Nico Rosberg

Mercedes sondea al español, Verstappen y Ricciardo para heredar el volante del campeón

MIGUEL MARTÍNEZ

Pilotos y mánagers de la actual parrilla de F-1 han puesto a cargar su teléfonos móviles porque la sorprendente retirada de Nico Rosberg ha dejado vacante el volante más atractivo, el del coche campeón en las tres últimas temporadas, y el mejor preparado para ganar también en 2017. Fernando Alonso y su mánager Luis García Abad llevan en conversaciones con la cúpula de Mercedes desde la noche del miércoles, cuando Toto Wolff les llamó, pero no es el único en el abanico de candidatos que manejan el jefe de Mercedes y su amigo Niki Lauda. Max Verstappen es el gran rival de Alonso en la lucha por ese volante, pero no él único. Daniel Ricciardo y los dos pilotos canteranos de Mercedes, Pascal Wehrlein y Esteban Ocón, son otras opciones que suenan con fuerza.

Toto Wolff

JEFE DE MERCEDES

"La búsqueda [del sustituto de Rosberg] va a ser un proceso muy duro, pero encontraremos quien pueda calzarse estas botas tan grandes"

«Creo que lo primero en la agenda era darle a Nico la oportunidad de decir a todo el mundo que se retiraba. Ahora tenemos que considerar todas las opciones, y será muy duro. Vamos a empezar a buscar este lunes», asegura Wolff, quien ya ha mantenido varias charlas con Alonso. «Va a ser un proceso estructurado muy racionalmente. Vamos a pensar juntos, Niki y yo hemos tenido ya conversaciones en estos dos días, y después, el lunes, iremos a Brackley y nos sentaremos con los ingenieros y, con suerte, encontraremos a alguien que pueda calzarse estas botas tan grandes», añade el jefe.

«Alonso es una opción si Rosberg no renueva», dijo Wolff en el GP de España, antes de que el lío con Lewis Hamilton —amenazó con no pilotar en la siguiente carrera— apurara la renovación de Rosberg por dos años, tras aquel choque entre los dos Mercedes —y la posterior bronca interna— en el Circuit de Catalunya.

TODOS MIRAN A ALONSO

No era la primera vez que Wolff había hablado con Alonso del futuro. En el GP de Singapur de 2014, surgieron las primeras conversaciones cuando Alonso decidió dejar Ferrari. Finalmente no cristalizaron y Alonso se fue a McLaren con un contrato millonario que el asturiano puede romper cuando quiera sin problemas.

Bernie Ecclestone

PATRÓN DE LA F-1

"Es posible que Alonso reemplace a Rosberg, pues hay nuevos jefes en McLaren. No creo que Vettel quiera compartir box con Hamilton"

Muchos de los candidatos y los jefes de equipo coincidieron este viernes en Viena, en la gala de la FIA. También estaba Bernie Ecclestone, el mandamás de la F-1. «Es posible, sí, que Alonso reemplace a Rosberg, pues hay nuevos jefes en McLaren», valoró el  octogenario patrón de la F-1 que descarta a Sebastian Vettel, tetracampeón del mundo, y alemán. «No creo que Seb quiera estar con Lewis», sentenció Ecclestone, que es, sin duda, el mejor informado del 'paddock'.

Mientras Wolff prefiere a Alonso, Lauda no lo tiene tan claro, y prefiere a Verstappen, aunque en Mercedes ya saben que Red Bull no le dajará ir, no sin una fuerte indemnización que algunos mánagers de la F-1 cifran en torno a los 20 millones de euros. Red Bull le ató especialmente cuando le subió de Toro Rosso al primer equipo en el Gran Premio de España. En Red Bull no querían llevarle al estrellato, realizar esa gran apuesta, sin atarlo muy bien contractualmente. En este sentido, Ricciardo tiene unas cláusulas más laxas. Y, en su caso, el precio de rescisión sería más bajo.

Y, AL FONDO, CARLOS SAINZ

Sainz está a la expectativa: si Mercedes elige a Ricciardo o Verstappen, él promocionaría de Toro Rosso a Red Bull

Carlos Sainz, mientras, se frota las manos con estos movimientos. Si Mercedes se lleva a Verstappen o Ricciardo, saltaría al primer equipo de Red Bull. Si fichan a Alonso, se abre una puerta en McLaren. Lo peor para 'Carletes' es la opción de Wehrlein y Ocón, los dos jóvenes del programa de Mercedes, que debutaron en F-1 en la recién acabada temporada 2016.

Hamilton, que despidió a Rosberg a lo Hamilton («no me extraña que se vaya, ha ganado, por primera vez, en 18 años»), ya se huele la llegada de Alonso. «Simplemente, siempre he pedido los mismos derechos. Siempre que seamos tratados de forma justa, da igual quién esté a tu lado», explicó en la gala de la FIA.

Quien se suba a ese coche tiene garantizadas un montón de victorias el próximo año y, sí, la posibilidad de ser campeón del mundo.