Ir a contenido

Hamilton lleva a Rosberg hasta el final

El campeón británico gana en Brasil y obliga al alemán a terminar entre los tres primeros de Abu Dabi si quiere ser campeón

MIGUEL MARTÍNEZ

Más de tres horas de interrupciones, banderas rojas, coches de seguridad para dejar el Mundial donde estaba, en la lucha por el título entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg que, finalmente se decidirá en la última carrera de Abu Dabi. El inglés se mostró intratable sobre la lluvia para sumar un nuevo triunfo, el alemán tembló, pero los estrategas de Red Bull le facilitaron la segunda posición al quitarle de encima a Max Verstappen cuando el joven holandés ya era segundo e iba a la caza de Hamilton. Rosberg será campeón si está en el podio de Abu Dabi, aunque Hamilton acabe por delante de él.

Los estrategas ordenaron por dos veces a los Red Bull colocar neumáticos intermedios cuando el resto de los favoritos se manejaba con los de lluvia extrema. En el último cambio cayó hasta la duodécima posición, y desde allí remontó hasta el podio en un último tramo de 25 vueltas sin interrupciones ni paradas en boxes. En su cabalgada adelantó a su compañero Daniel Ricciardo, Hulkenberg, Sebastian Vettel y también de un extraordinario Carlos Sainz, que con un coche muy inferior mantuvo una brillantísima sexta posición final defendiéndose como pudo hasta la última de todo un Ferrari en manos de un  tetracampeón del mundo como Sebastian Vettel, que rebasó en el penúltimo giro. En la última vuelta se echaron sobre su alerón trasero Niko Hulkenberg y Daniel Ricciardo pero el madrileño se defendió con talento y maestría.

“Es otro sexto puesto que no esperaba, así que estoy muy contento. Luché mucho hasta el final contra pilotos que venían con neumáticos mejores. Poca visibilidad, mucho 'aquaplaning'… con estas condiciones era muy difícil competir”, explicó Sainz, para quien las interrupciones y coches de seguridad “fueron decisiones que creo correctas. La gente no sabe lo que es llevar 900 caballos en estas condiciones y sin visibilidad”.

EL ENFADO DE ALONSO

Fernando Alonso consiguió puntuar tras otra gran remontada desde el último lugar en el último tramo de carrera. Arriesgó hasta el límite con un coche inferior, y un par de trompos no arrugaron al asturiano que dejó una buena batalla con Vettel no exenta de polémica cuando el alemán echó fuera de una pista empapada al asturiano. “Había una escapatoria de asfalto y no pasó nada. Si hubiera habido un muro me habría ido contra él, y sabes, será lo que haga la próxima vez, ir contra él”, dijo enojado Alonso.

Rosberg fue el gran beneficiado. “Lewis ha hecho un gran trabajo, no era lo que esperaba este segundo, pero estoy contento”, explicó Nico Rosberg. Y tanto. Debería invitar a cenar a los estrategas de Red Bull que hundieron las posibilidades de de Verstappen. “Los intermedios no funcionaron bien, era decimocuarto en el último tramo, pero he dado todo para remontar en esta carrera, incluido un trompo completo del que tuve suerte de pegar contra el muro”.

Y tan chafado como Verstappen estaba Hamilton. “Ha sido una de las victoria más fáciles de mi carrera, y ahora solo puedo ir a Abu Dabi a ganar y dar las gracias a Mercedes por tener este coche, nada más”.