Ir a contenido

Espectacular choque de Alonso y Raikkonen en la primera vuelta

"Por suerte, ni Kimi ni yo nos hemos hecho daño", subraya el piloto asturiano tras su abandono en el GP de Austria

MIGUEL MARTÍNEZ / SPIELBERG (enviado especial)

El Ferrari de Raikkonen ha embestido al McLaren de Alonso / YOUTUBE

El bicampeón español Fernando Alonso (McLaren-Honda) estaba meditando, antes de la carrera, si abandonar a mitad de gran premio, dadas las muchas penalizaciones que arrastraba tras los diversos cambios obligados en su coche. No hizo falta. El campeón finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) se lo llevó por delante en la primera vuelta, en la tercera curva del circuito austriaco.

‘Iceman’, que salió con neumáticos duros cuando todos los demás llevaban blandos como primera montura, iba patinando nada más tomar la salida, y al final perdió el control de su coche, justo cuando Alonso le estaba pasando por su izquierda. Ambos chocaron, Alonso voló sobre el coche italiano y ambos acabaron estrellándose contra el guardarraíl, sorteando comisarios, y con Alonso montado sobre el 'copy' de Raikkonen. Ambos salieron por su propio pie de los coches, se saludaron y se marcharon amigablemente hacia los boxes.

"Lo que ha ocurrido es sencillo de explicar -ha señalado Alonso, en declaraciones a las televisiones- y es que Kimi [Raikkonen], al llevar ruedas duras, iba patinando de lado a lado. Lo han pasado tres coches y, justo cuando lo estaba superando yo, por su izquierda, en la curva tres, se le ha ido el coche, no ha podido controlarlo, y me ha sacado de la pista. De pronto me he encontrado en el aire y mirando al cielo. No tenía ni idea de qué me había ocurrido. He mirado por mi retrovisor y he visto una mancha roja. He pensado, inmediatamente, que era un Ferrari y, sí, al recordar como patinaba he creído que era Kimi. Por suerte he visto que los dos estábamos bien y punto. La verdad es que hemos tenido mucha suerte los dos, pues no nos hemos hecho daño".

Preguntado por si no había podido eludir el Ferrari de Raikkonen, Alonso ha insistido en que "fue Kimi" quien se fue hacia él y, "en esos casos, solo puedes agarrarte al volante y tratar de minimizar el choque". "Ya os digo, cuando estás en el aire, casi volando, solo ves el cielo. Al aterrizar, no creí que había parado sobre un coche, sino sobre el guardarraíl. Luego, por el retrovisor, he comprobado que estaba encima del coche de Raikkonen. Kimi ha perdido el control y yo estaba en el lugar inapropiado en ese momento", ha remachado.

CUARTO ABANDONO CONSECUTIVO

El de Austria ha sido el cuarto abandono consecutivo de la temporada de Alonso, después de los de España, Mónaco y Canadá, y el quinto en una temporada en la que el doble campeón mundial asturiano aún no ha podido puntuar.