ACCIDENTE EN SUZUKA

Silencio absoluto sobre la segunda operación de Bianchi

A la espera de nuevos datos médicos sobre la evolución del piloto francés, la escudería Marussia ha pedido "paciencia y comprensión"

El piloto francés de Marussia-Ferrari pierde el control de su monoplaza y golpea la grúa que retiraba el coche de Adrian Sutil. / YOUTUBE / EFE

2
Se lee en minutos
MIGUEL MARTÍNEZ / SUZUKA (Enviado especial)

Todo, absolutamente todo, se responde, se resuelve, con un "no comment" en los alrededores del hospital de Yokkaichi donde desde este domingo por la tarde se encuentra ingresado Jules Bianchivíctima de un gravísimo accidente en el Gran Premio de Japón de F-1, disputado en un inundado y lluvioso trazado de Suzuka. El joven piloto francés de 25 años, que fue operado de urgencia de un traumatismo craneal que lo mantiene en la uvi entre la vida y la muerte, ha vuelto a pasar por el quirófano pero nada se sabe del resultado de esta segunda intervención.

La escudería Marussia ha pedido "paciencia y comprensión", a la espera de nuevos datos médicos. Solo cuando la familia y el hospital "lo consideren apropiado" se ofrecerá nueva información, ha añadido en un comunicado el equipo, que ha agradecido las muestras de apoyo que ha recibido en las últimas horas. "Junto con la atención a Bianchi, su familia es nuestra prioridad", subraya la nota colgada en su página web.

Problemas para llegar a Japón

Decenas de periodistas se han acercado al hospital antes de viajar a la ciudad balneario de Sochi (Rusia), donde el próximo domingo se celebrará la siguiente carrera. Y todos ellos han recibido la misma respuesta a la pregunta de cómo se encuentra Bianchi, que se salió de la pista con su Marussia y se estrelló a 219 km/h contra la parte trasera del tractor-grúa que estaba en esos momentos retirando el Sauber del alemán Adrian Sutil. El monoplaza del corredor francés se coló bajo la panza del vehículo de asistencia y sufrió un terrible golpe en la cabeza.

Yasuhiko Ogura, director general del hospital japonés, ha comentado que, de momento, no hay previsto comunicado alguno. Según informa France Press, el centro médico de Yokkaichi tenía listo un completo equipo formado por cuatro neurocirujanos en previsión de que se produjesen accidentes de este tipo en la carrera de F-1.

Antes de partir desde París rumbo a Suzuka en compañía de Nicolas Todt, mánager de Bianchi e hijo de Jean Todt, presidente de la FIA, Phillip Bianchi, padre de Jules, comentó que todo lo que podía decir era lo que le habían dicho los médicos por teléfono, es decir, que "las próximas 48 horas serán vitales para conocer las posibilidades de recuperación". Tanto Bianchi padre como Todt hijo han tenido muchos problemas para llegar a Japón, pues el tifón 'Phanfone' que afecta a esta zona ha interrumpido, aplazado o suspendidos numerosos vuelos.

En manos de los mejores médicos

Noticias relacionadas

"No comment" es también la única frase que ha dicho John Booth, máximo responsable del equipo Marussia, al abandonar el hospital en compañía de su compañero del 'team' anglo-ruso Graeme Lowdon. Esta consigna, lógica dadas las terribles circunstancias que han rodeado el accidente y la delicada situación del piloto francés, hace imposible saber a ciencia cierta si Bianchi ha pasado una buena noche y si sigue en coma inducido. De momento, necesita respiración artificial porque su estado sigue siendo crítico.

El doctor Marc Saramito, especialista en deportes mecánicos consultado por France Press, insiste en que "las primeras 48 horas son vitales tras un accidente e intervención de este calibre para saber cómo responde el paciente". Saramito cree que "se necesitará una semana completa para poder un auténtico pronóstico de cómo está y en qué condiciones quedará Bianchi". De lo que no tiene dudas es de que está en las mejores manos.