Ir a contenido

LA JUGUETERÍA ERÓTICA

¡Quiero tener orgasmos!

Cada vez aparecen más juguetes sexuales dedicados al placer femenino

Elena Crespi Asensio

El juguete sexual LELO Sona.

El juguete sexual LELO Sona. / CONTROL Z

Parece imposible pero aún a día de hoy hay muchas mujeres que no tienen orgasmos cuando tienen relaciones sexuales compartidas o cuando se masturban. Quizás este juguete os pueda ayudar...

El orgasmo femenino es un tema que siempre sale en muchos medios, conversaciones y está presente en la cabeza de muchas personas. Sobre todo de aquellas mujeres que no tienen orgasmos.

La anorgasmia (o preorgasmia) femenina es demasiado habitual, incluso a día de hoy. Es por eso que hablamos habitualmente de masturbación, de autoconocimiento, de excitación, de erotismo, etcétera. Y, por suerte, los profesionales de la salud sexual y quienes trabajan en el mundo de la juguetería erótica cada vez somos más conscientes de que es importante tener en cuenta varias cosas a la hora de orgasmar:

1. Conocer el propio cuerpo
2. Tener un buen nivel de excitación
3. Recibir una estimulación adecuada

Es por eso que cada vez aparecen más juguetes dedicados al orgasmo femenino y a ayudar a las mujeres que quieren gozarlo en su plenitud o que quieren aprender a tenerlos. Y eso, con los juguetes orientados a la penetración, no sucedía o era muy difícil (a no ser que se utilizara para estimulación externa). Es por eso que los juguetes para ayudar a las mujeres a orgasmar están centrados en la estimulación del clítoris y sirven exclusivamente para ello.

Y cuando una mujer quiere aprender a tener orgasmos el trabajo terapéutico se centra en descubrir qué bloquea el orgasmo a nivel mental y lo acompañamos con un trabajo imprescindible a nivel físico que cada mujer hace en su casa. Y para sensibilizar la zona genital cada vez somos más los profesionales que utilizamos juguetes eróticos dedicados exclusivamente para las dificultades orgásmicas.

Y no puedo hablar de eso sin recomendaros un estimulador de clítoris que hace poco que tenemos en el mercado y que es espectacular. El LELO Sona. Por dos motivos:

1. Por su diseño, elegante como todos los productos de la casa LELO (a mí, particularmente, me encantan).

2. Por su función: sus niveles  de estimulación son varios, con distintas intensidades y ritmos para que cada mujer lo ajuste a lo que más necesita. Y está diseñado de manera muy funcional porque la parte que vibra envuelve la zona del clítoris para estimular todas las terminaciones nerviosas que hay allí.

Es cierto, el tipo de vibración es bastante potente, incluso la más baja que tiene el vibrador y por ello recomiendo utilizar el juguete desde la vibración más flojita hasta la más fuerte si se cree necesario. Y si la estimulación más baja sigue resultando muy fuerte, siempre se puede utilizar, por ejemplo, por encima de la ropa para ir acostumbrándose a su vibración o sin presionar mucho el juguete por encima de los genitales para sentir la vibración un poco más lejana.

Y también es importante deciros que es un juguete sumergible ¡por si se quiere utilizar en el momento del baño o ducha! Hay muchas mujeres que encuentran en el momento del baño su momento para conocerse, relajarse y jugar.

Cualquier mujer tiene derecho a gozar de sus orgasmos y, si hay dificultades para encontrarlos, debemos tener presentes los tres ingredientes que decía antes: el autonococimiento (sobre todo a nivel sexual), la excitación (es clave saber lo que nos pone) y el tipo de estimulación. Para este tercer ingrediente, juguetes como el LELO Sona nos ayudan muchísimo y ¡lo recomiendo si alguien quiere aprender a tener sus orgasmos!

¿Ya sabes cómo orgasmar o cómo mejorar tus orgasmos?