Ir a contenido

¿Público o privado?

Nuestra vida personal, nuestra vida de pareja, nuestra vida sexual... ¿Debe ser pública o privada? ¿Dónde está el límite?

Elena Crespi Asensio

Un álbum con fotografías de boda, en un contenedor, en Barcelona.

Un álbum con fotografías de boda, en un contenedor, en Barcelona. / ARCHIVO / RAFAEL ROCA

Os quiero contar una anécdota de hace unos días… Estaba subiendo vídeos a mi canal de YouTube cuando me topé con un vídeo de Isasaweis que me llamó la atención y le dí al play. Se llamaba 'Separación y mariposas'. Como vi que era un tema de pareja, no me pude resistir. En el vídeo, Isabel, cuenta que se ha divorciado recientemente. Y, a medida que iba hablando, me aparecían dudas que se contradecían…

Al principio pensé: '¿Es necesario contar algo tan privado en un espacio tan público?'. Y me planté ante un dilema… Isabel iba hablando e iba contando su experiencia y lo mal que lo pasó durante los meses que vinieron tras la decisión que habían tomado. Lágrimas. Trabajo. Más lágrimas.

AYUDA A GENTE QUE PASA POR LO MISMO

Y a medida que explicaba cómo de difíciles y duros han sido los primeros tres meses tras la separación pensé que eso que estaba contanto podría ayudar a algunos de los clientes que tengo en consulta actualmente y que están viviendo una situación similar a la suya.

Entonces me vi ante dos posiciones completamente contradictorias:

-- Pensar que no era necesario contar algo tan íntimo.

-- Reconocer la ayuda que una confesión tan personal puede aportar a alguien que está viviendo un proceso similar.

Y aún hoy sigo con la duda en mi cabeza.

PENSAMIENTOS CONTRAPUESTOS

Por eso pensé que sería bueno lanzar la duda a quien quiera planteársela. Así que contacté con Isabel y le pedí permiso para hablar de su situación personal. No tardó en responderme. Yo hacía tiempo que la conocía porque había visto algunos de sus tutoriales de maquillaje. La sigo en algun red social y sé que la duda que tengo ahora también me la planteé con un vídeo que colgó acerca del aborto. "¿Es necesario contar algo tan íntimo? ¿Por qué no? Así se normaliza y se ayuda a personas que pasan por la misma situación… Pero… realmente son cosas muy personales...". Y así me veo, con dos pensamientos contrapuestos.

Hoy en día, donde las redes sociales muestran una parte de nuestras vidas, donde hay personas que muestran más y personas que muestran menos… me pregunto… ¿dónde está el límite de mostrar lo que vivimos?

¿QUÉ SE PONE EN LAS REDES?

¿Qué colgamos en internet? Hay quien cuelga lo que come, quien cuelga que está en un concierto, algunos cuelgan reflexiones de su vida privada… Incluso se puso de moda colgar fotos 'aftersex'. Fotografías tomadas justo después de tener relaciones sexuales… ¿es necesario? Yo misma soy bastante activa en las redes sociales pero hay ciertas cosas que no colgaría…

No soy juez para juzgar lo que está bien de lo que está mal pero estas situaciones donde el límite de la intimidad queda tan difuso me sitúan en mis propias contradicciones y creo que es algo que le puede suceder a más de una persona… ¿Os apetece opinar sobre el tema? ¡Gracias!