Todos se girarán si vas en la Crossfire 125

Todos se girarán si vas en la Crossfire 125

Feed

2
Se lee en minutos

Ha tardado más de lo esperado pero ya está aquí la nueva Brixton Crossfire 125, el modelo más pequeño y accesible de la exitosa gama austríaca. Este fabricante, que apareció hace poco más de seis años, consigue así cerrar una familia de modelos neo-retro urbanitas que se adapta a todo tipo de usuarios de las dos ruedas. Tenemos la Crossfire 500 (prueba) y la Felsberg 250 (prueba), pero todas ellas ofrecen un cuidado especial sobre el diseño con un precio muy ajustado, motivo por el que siempre es una opción a tener en cuenta.

Esta nueva montura de 125 cc quiere seguir la dinámica de matriculaciones que ha acompañado a la gama Crossfire, algo que no parece complicado. Su estética, como era de esperar, mantiene un homogéneo homenaje a las corrientes vintage del mercado de las naked de menor cilindrada.

1 de 8

Si estás pensando en una moto que te ayude a lucir tu carácter atemporal, gustos exquisitos y se conduzca de manera ágil y fácil: la Brixton Crossfire 125 cc debe estar en la lista de candidatas. La belleza de esta Crossfire se debe, principalmente, al depósito X-Tank característico y esa combinación de deportividad y carácter rockero del resto del carenado. El faro dispone de tecnología Full LED.

Disponible en España

La vimos por primera vez en el Salón Internacional de la Moto de Milán, el famoso EICMA en el que se muestran las gamas por llegar. Ya entonces consiguió captar nuestra atención por lo conseguido de su imagen, ofreciendo el acceso directo a este tipo de motocicletas sin necesidad de poseer un carné específico. Si tienes la licencia de conducir desde hace tres años, este modelo puede ser tuyo.

Disfrutarás de un motor monocilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por agua. Lógicamente, existirán las vibraciones habituales en estos bloques, que los hace bastante especiales y con un sonido inconfundible. En este caso, hablamos de una potencia final que asciende a los 13,4 CV y un par máximo de 10,5 Nm. El cambio es manual de seis velocidades y encontraremos la marcha engranada en el velocímetro esférico, al más puro estilo ochentero.

Parte ciclo urbana y racional

Noticias relacionadas

Para poder mantener sus precios en un abanico interesante para los usuarios del carné B, la Brixton Crossfire 125 apuesta por un chasis de doble cuna con basculante de acero. La frenada tiene buena pinta, con disco de freno de 300 milímetros delante con pinza de anclaje radial y cuatro pistones. Para la frenada trasera contamos con un disco de 218 mm pero anclaje axial y doble pistón, que no está nada mal para el uso que le vamos a dar a una 125 cc y tiene sistema ABS.

La pequeña de la familia Crossfire de Brixton incorpora una horquilla invertida delantera y un monoamortiguador trasero. Las llantas de 18 pulgadas delante y 17 pulgadas atrás están calzadas con neumáticos Maxis, lo que no acaba de ser la mejor goma pero suficiente para una utilización a bajas velocidades. Estará disponible en dos colores (marrón mate y gris) con un precio de partida de 3.899 €.