Trending

MOTOGP

Las mejores celebraciones de MotoGP

Los pilotos de MotoGP son muy originales a la hora de celebrar una victoria o un mundial.

Márquez bailando tras ganar en Jerez. | YOUTUBE

Motor Zeta

Para un piloto de MotoGP, o de cualquier otra disciplina deportiva, ganar es lo más importante. Es por eso que, cuando consiguen cruzar la línea de meta en primera posición, dejan volar su imaginación para celebrarlo. Cualquier seguidor del mundial de motociclismo recordará los incontables 'caballitos' de Valentino Rossi de mil maneras distintas o vueltas de infarto que terminan con el vencedor alzando los puños al cielo celebrando su victoria.

ROSSI EN DONINGTON PARK

Sin embargo, siempre ha habido pilotos más originales que otros que han celebrado sus triunfos de maneras nunca antes vistas. Es el caso, por ejemplo, de Valentino Rossi en el circuito birtánico de Donington Park tras una carrera imposible en el que, más que una competición, fue una lucha por sobrevivir en un trazado cubierto de agua. Mientras sus rivales se caían Rossi resistió el aguacero y terminó firmando una victoria magistral. Pese al estado de la pista, que hizo que 10 de los 21 pilotos participantes se retiraran, Rossi celebró la victoria levantándose sobre su moto y tocando el 'violín' mientras cruzaba la línea de meta.

LORENZO CONQUISTANDO LOS CIRCUITOS

Lorenzo es otro de los pilotos que, pese a que ahora no pase por su mejor momento, se ha cansado de ganar carreras. Mientras militaba en Yamaha, se hizo común que cada vez que vencía, diera la vuelta de honor con una bandera con su logotipo y la inscripción 'Lorenzo's Land', o la Tierra de Lorenzo. En AssenHolanda, en 2010, en una de esas carreras Lorenzo se paró y clavó la bandera en la tierra de Assen para conquistarla y hacerla suya. Ese día, el piloto balear imitó a los astronautas que pisaron la Luna por primera vez moviéndose lentamente como si fuera parte de la expedición que alunizó en 1969.

BIAGGI JUGÁNDOSE LA SALUD

Max Biaggi es uno de los pilotos históricos de la categoría reina del motociclismo. El piloto italiano destacaba por su estilo agresivo y su carácter encima de la moto. No en vano, Biaggi ganó su primera carrera en MotoGP en su primer gran premio en Japón, en 1988, y, desde entonces, ganó 13 carreras, consiguió 58 podios y 14 vueltas rápidas para firmar una carrera que, pese a no culminar con un campeonato, aunque sí venció en cuatro ocasiones en 250cc, fue más que notable. En una de sus victorias, el italiano sorprendió con un 'caballito' impresionante poniendo la moto en vertical. Aún se desconoce como logró evitar la caída aunque el mismo piloto asegure que lo hizo así queriendo.