Trending

SANCIONES ECONÓMICAS

Las cinco multas de tráfico más extrañas

Existe un número de infracciones poco frecuentes y un tanto curiosas, aunque esto no quiere decir que no te puedan multar por ello.

Discutir al volante
Discutir al volante | DGT

Recibir una sanción económica a causa de saltarte un semáforo en rojo o de no respetar un STOP no sorprende. Sin embargo, hay un grupo de multas bastante extrañas y poco frecuentes que hace que no tengamos ni idea, siquiera, de su existencia. No obstante, con el objetivo de que un día cualquiera cometas una de estas infracciones, te pare la policía y no haya vuelta atrás, queremos mantenerte al tanto de ellas y que, en caso de que te multen, no puedas poner la excusa del desconocimiento –aunque tampoco te serviría de nada, ya que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento–.

He aquí las cinco multas más curiosas y extrañas con las que te podrías encontrar.

Multa por discutir al volante (80 euros). Conducir de manera correcta requiere paciencia y concentración, por lo que realizar una acción tan estresante como discutir con alguien puede suponer la pérdida de esta concentración tan necesaria. Así que la Dirección General de Tráfico considera que, en caso de que se pierda de vista la carretera en varias ocasiones como consecuencia de una discusión, deberás pagar una sanción económica.

Multa por morderse las uñas al volante (80 euros). Aunque morderse las uñas es una acción que se acostumbra a llevar a cabo de manera inconsciente, lo cierto es que puede despistar mientras se está conduciendo. Por lo que debes vigilar, ya que se considera –de la misma manera que ocurría en el caso anterior– que es fácil perder de vista la carretera.

Multa por besar al copiloto mientras conduces (80 euros). Esta infracción también es parecida a las dos anteriores, pues se considera que se puede perder la atención requerida en el momento de la conducción y, como consecuencia, aumenta el riesgo de sufrir un incidente y/o accidente de tráfico.

Multa por tocar el claxon indebidamente (80 euros). El uso del claxon está reservado para casos importantes como, por ejemplo, alertar a alguien sobre una situación de riesgo. Por lo que utilizarlo para saludar al vecino o para quejarse de la acción de otro conductor sin sentido está terminantemente prohibido.

Multa por repostar el vehículo con la radio o el móvil encendidos (90 euros). Muchos conductores nos olvidamos de esta norma. Sin embargo, es importante hacerle caso, ya que existe un riesgo –aunque mínimo– de que ocurra una explosión. Así que mucho cuidado.