innovación para motos

Norauto crea una función eCall para motos

Se trata de un dispositivo para el casco que también incorpora una luz de freno.

El sistema se adapta a distintos cascos del mercado
El sistema se adapta a distintos cascos del mercado | NORAUTO

Laerke Saura Birk

A partir de hoy, 1 de abril, los coches que salgan de las fábricas deberán cumplir con un nuevo requisito: llevar la función de eCall incorporada. Se trata de un sistema de llamada de emergencia que marca el 112 de manera automática en caso de que se pulse el botón S.O.S. o en caso de accidente, activación de airbags o se accione el tensor del cinturón de seguridad. De esta manera, el coche queda, en caso de emergencia, automáticamente comunicado con los servicios pertinentes. 

Por lo tanto, se trata de toda una revolución en cuanto a seguridad en el terreno de los coches, y ha servido a otros sectores a inspirarse para traer esta idea a otras realidades. 

El último ejemplo ha sido la creación de Norauto, la cadena de mantenimiento y equipamiento integral del automóvil, que ha lanzado un dispositivo que se puede instalar en los cascos de motocicleta con distintos elementos de seguridad. Entre ellos, se encuentra el eCall y la posibilidad de enviar un mensaje en caso de accidente, o una luz de freno LED.

El dispositivo recibe el nombre de 'Cosmo Connected', y quiere ser una revolución en cuanto a seguridad para los motoristas que deben convivir con vehículos más grandes que ellos sobre el asfalto, convirtiéndose así en actores frágiles del tráfico. Así pues, tal y como afirma Norauto, el dispositivo ofrece los "últimos" avances tecnológicos, como la luz de freno, que funciona igual que la luz de freno de un coche, es decir, de forma automática al frenar.

En caso de accidente, esta innovación también permite avisar a una plataforma de asistencia en carretera en caso de incidiente para poder remolcar la moto hacía un taller y llegar a casa con el servicio de un taxi en caso necesario.

Además, los contactos más próximos al conductor serán avisados en caso de accidente. Gracias a la posición GPS del motorista, se pueden compartir los trayectos y guardar los contactos de emergencia a través de una aplicación para teléfonos inteligentes.

El dispositivo está homologado y se puede instalar en "la mayor parte de los cascos", según afirma Norauto.Se coloca en la parte trasera del mismo, "por lo que no molesta en ningún momento al motorista durante su conducción". Además, los desarrolladores destacan que su peso es muy ligero.