Industria

BERLINAS SIN DIÉSEL

Volvo renuncia al diésel para su berlina de tres volúmenes S60

El modelo que se fabricará en Estados Unidos solo montará motores de gasolina y dos combinaciones híbridas.

El Volvo S60 no tendrá motores diésel.
El Volvo S60 no tendrá motores diésel. | VOLVO
@xperezgimenez

Volvo ultima los detalles para el lanzamiento del modelo S60, la berlina de tres volúmenes que acompañará al recientemente presentrado V60 en su gama media del mercado. La nueva berlina, sin embargo, no contará con propulsores diésel, algo que sí sucede con el V60 (ofrece en su gama un D4 de 190 CV y un D3 de 150 CV).

Los responsables de la marca pretenden ofrecer una gama solo con motores de gasolina, contando para ello con los mismos del V60 (un T6 de 310 CV y un T5 de 253 CV), y con dos propulsores híbridos basados en el T5 y el T6 que ofrecerán 340 y 390 CV respectivamente. La marca dispone de un propulsor tricilíndico T3 pero responsables de Volvo reconocen que el coste de producción supera el beneficio comercial posible.

"Buscamos la electrificación total de nuestra gama en 2025 y las propuestas híbridas con motores de gasolina pensamos que son una buena solución hasta que llegue ese momento", afirma Hakan Samuelsson, presidente de Volvo.

El nuevo Volvo S60 llegará al mercado europeo a principios de 2019 y se producirá ya desde este próximo otoño en la factoría que la firma sueca tiene en Estados Unidos, en Charleston (South Carolina). La nueva berlina se fabricará en exclusiva en esta planta para todo el mundo y empezará a venderse primero en el mercado americano. De ahí también que prefieran apostar solo por motores de gasolina y combinaciones híbridas, descartando el diésel.