Industria

CAMBIO DE TENDENCIA

Mercedes decide no acudir al Salón de Detroit 2019

La marca alemana se decanta por los eventos tecnológicos y sus propias muestras para anunciar sus novedades.

Mercedes-Benz auf der North American International Auto Show (NAIAS) 2018
Mercedes en el pasado Salón de Detroit. | DAIMLER

La industria de la automoción está cambiando y la tecnología se ha está convirtiendo en parte esencial de los nuevos modelos. Los sistemas de seguridad activa y las funciones autónomas de los coches están tomando importancia a la hora de vender un nuevo modelo y las marcas buscan clientes potenciales en lugares en los que antes ni se asomaban, como por ejemplo en el CES de Las Vegas, la muestra tecnológica más importante del mundo.

Siguiendo esta tendencia, muchas marcas empiezan a aparecer en estas muestras con prototipos que incorporan lo último en tecnología o con sistemas que han desarrollado para sus futuros modelos. Sin embargo, hasta ahora esta tendencia no había afectado negativamente a los salones de coches. Sí es cierto, aun así, que hay marcas que han decidido abandonar los salones más grandes en favor de muestras más pequeñas donde adquirir más protagonismo y repercusión mediática, como hizo Hyundai dejando Detroit y apareciendo en salones como el de Nueva York, más pequeño. 

Ahora, según ha anunciado BloombergDaimler ha decidido que Mercedes abandone el Salón de Detroit, una de las muestras más importantes del motor, para centrarse en sus propios eventos y en los salones tecnológicos. La firma alemana revisa anualmente los canales que utiliza para acercarse a su cliente potencial en función de su estrategia de venta y ha decidido que las muestras tecnológicas y los eventos propios son las mejores vías para acercarse al tipo de cliente que buscan, un perfil más joven pero con medios económicos suficientes como para querer disfrutar de un coche premium con buenas prestaciones. Además, como adelantó Motor Zetala firma de la estrella está apostando muy fuerte por la electrificación. "La participación en los futuros salones de coches y eventos será revisada caso por caso", afirma la compañía en un comunicado.

Texto Alternativo
El futuro de Mercedes. | DAIMLER

EL CES ECLIPSÓ A DETROIT

El Salón de Detroit vio este año como el CES de Las Vegas le eclipsaba ante los medios. El evento tecnológico se ha convertido en el escaparate más grande del mundo en cuanto a tecnología y varios fabricantes de coches acudieron. Además, después de la programación del CES una semana más tarde de lo habitual, los días de prensa del Salón de Detroit fueron retrasados y coincidieron con el Día de Martin Luther King Jr., una día de vacaciones en todo Estados Unidos.

El Salón de Detroit se lleva celebrando desde 1907 y, tras los esfuerzos de los organizadores para sumar importancia al evento, en la década de los 80 obtuvo la repercusión internacional de la que goza ahora. Sin embargo, y pese a que Bloomberg cita un correo electrónico en el que aseguran grandes novedades de producto el año que viene después de varias reuniones entre la organización, los fabricantes y las compañías tecnológicas, los salones tradicionales empiezan a perder terreno mientras los tecnológicos están adquiriendo una importancia capital en la industria del automóvil.

Texto Alternativo
Presentación del Clase G AMG en el Salón de Detroit | DAIMLER

Es por eso que algunas muestras están empezando a replantear su modelo para adaptarse a estas nuevas tendencias, como el Automobile Barcelona, que unificó en la pasada edición (2017) en un solo salón la oferta de producto de los fabricantes, con la tecnología dedicada al sector automovilístico, a la conducción autónoma y a la movilidad eléctrica.

Detroit pierde su estrella y los salones tradicionales empiezan a mirar de reojo a los tecnológicos para no perder la importancia que tienen aún en el mundo del motor.