Fórmula 1

FÓRMULA 1

Increíble Ricciardo, magistral Alonso

El Safety Car y la estrategia propiciaron la victoria de Red Bull.

Vettel no pudo entrar en la lucha al tocarse con Verstappen, desaparecido Hamilton

Josep Lluís Merlos nos trae el resumen con lo mejor que dio de sí el GP de China. Alonso fue séptimo en una alocada carrera que ganó Ricciardo | @JLlMerlos

Cristina Moreno

Magistral Ricciardo en una carrera loca en la que hubo de todo.  La estrategia salió bien para los de Red Bull que ya tiene en el saco la primera victoria de la temporada.

No fallaron las previsiones meteorológicas y lucía el sol en Shanghai para la tercera carrera del mundial de F1, 39 grados en China para recibir a los pilotos. Salida limpia que aprovechó Vettel para colocarse primero con Bottas a la zaga. Peor lo tenía Kimi que perdía la posición superado por Verstappen con neumáticos ultrablandos. Hamilton caía a la quinta plaza. Sainz se ponía séptimo pero era superado por Hulkenberg. Alonso se colocaba undécimo.

Poco se movían las posiciones en las primeras vueltas, con Vettel a más de dos segundos de sus perseguidores. Alonso, mientras, se las tenía con Grosjean en la lucha por la décima plaza. Entraba pronto Sainz a cambiar neumáticos, probaba con los medios, los mismos que su compañero. Antes de la vuelta 20 llegaban los primeros pit stop. Hamilton le hacía un undercut a Raikkonen y pocas vueltas después, repetían la jugada cuando Vettel no conseguía salir por delante de Bottas tras su parada. Empezaba la segunda parte de la carrera.

Ricciardo se llevó la victoria | AFP

Con Bottas por delante y Vettel muy cerca llegaba un invitado sorpresa a la carrera. El Safety Car entraba en pista tras un toque entre Gasly y Hartley. Había entrado a cambiar ruedas tan sólo una vuelta antes Alonso. Dura pelea en la parte media con el coche de seguridad fuera de juego. Empezaba una nueva carrera con los coches muy pegados. Lo intentaba Sainz con Grosjean y Alonso con Magnussen.

Se intensificaba la lucha por delante con los dos Red Bull como invitados en la lucha. Venía con todo Ricciardo que pasaba a Hamilton y se lanzaba a por Vettel, al que superaba en unas pocas curvas. Por delante seguía Bottas, a unos pocos segundos. Por detrás llegaba Verstappen que se tocaba con Vettel relegándolo a la séptima plaza. Se borraban los Ferrari de la lucha por la victoria. Dejaban el camino libre para Ricciardo, que en una jugada magistral pasaba a Bottas y lideraba la carrera. Se resarcía el australiano de la debacle de Bahréin.

Por detrás, la lucha de Alonso era la de alcanzar la séptima plaza, en manos de Vettel. El asturiano tenía mejor ritmo y se acercaba peligrosamente al de Ferrari. Lo conseguía a menos de una vuelta, por fuera, en una jugada magistral del asturiano que parece que está volviendo a ser el que era. A punto estuvo también Sainz de ganarle la partida a Vettel, aunque al final el faltaron unos pocos metros. Acabó noveno.

Al final, Ricciardo, Bottas y Raikkonen en el podio y una de las carreras más emocionantes que se han visto aquí. No puede haber más emoción en este mundial.