opel

Opel estrena un nuevo motor diésel para su Grandland X

La marca quiere ofrecer una alternativa de gasóleo más eficiente y potente.

Opel Grandland X
El Opel Grandland X es uno de los SUV de la marca alemana. | OPEL

Laerke Saura Birk

Hay marcas que, a pesar de las adversidades, siguen apostando por el diésel. Una de ellas es Opel, que ha dado a conocer el nuevo motor que incorporará en su SUV Grandland X, de 1.5 litros y 130 CV de potencia.

Lo que destaca de este motor es que es más potente y económico que el motor que sustituye, y, además, mejora en términos de emisiones. Cumple con la futura norma Euro 6d-TEMP, y cuenta con un filtro de reducción de NOx.

Opel promete que este nuevo propulsor ofrecerá un ahorro de combustible de hasta el 4%, comparado con su predecesor. Esto se consigue gracias a la reducción de cubicaje y fricción, un mejor sistema de combustión, y una nueva recirculación de gases de escape.

Según Christian Müller, director general de Ingeniería de Opel Automobile GmbH, "el diseño de alta tecnología del nuevo diésel de 1.5 litros del Opel Grandland X permite a los clientes combinar la diversión de un SUV compacto con el potente rendimiento y la excelente compatibilidad medioambiental de un avanzado motor diésel".

Otro aspecto interesante de este nuevo motor es que es más ligero. Gracias a unas dimensiones más compactas, permite la integración en coches de diversos tamaños y en compartimientos de motor más pequeños. Con ello, Opel promete que los diseñadores gozan de más libertad al diseñar sus vehículos.

El nuevo motor se ofrecerá con una transmisión manual de seis velocidades, pero también con una automática con ocho velocidades. Opel dice que los cambios que ofrece esta segunda transmisión son "suaves", y que reduce así el consumo de combustible mixto a 4,2 litros por 100 kilómetros. Por su parte, el cambio manual ofrece un consumo mixto de 4,3 l./100 km.