tesla

Tesla revisará 123.000 vehículos con problemas con la dirección asistida

Así lo ha informado con un correo electrónico a diversos dueños del Model S.

Tesla Model S 8Unidad del vehículo junto a una estación de carga.
Tesla Model S junto a una estación de carga. | AGENCIAS

Motor Zeta

La marca de coches eléctricos Tesla se ha visto obligada a ponerse en contacto con 123.000 usuarios que poseen un Model S para advertirles de un problema con la dirección asistida. El fabricante lo ha hecho mediante un correo electrónico, advirtiendo que el sistema de dirección asistida corre el riesgo de oxidarse, y ha llamado así a revisión de forma voluntaria a los modelos afectados.

Lo que provoca el problema es la sal que hay presente en las carreteras con nieve y temperaturas bajas. De hecho, lo que causa el problema son unos tornillos fabricados por la marca Bosch, que forman parte de todo el sistema de la dirección asistida. Las sales de calcio o magnesio son especialmente malas para este componente, aunque la oxidación solo sucederá en aquellos climas más extremos.

Los modelos afectados son aquellos que se han fabricado antes de abril de 2016, y la llamada a revisión se ha hecho a usuarios de todo el mundo, pero sin ser obligatoria.

Tesla ha advertido que no existe ningún peligro, y que en caso de oxidación, no se rompería el volante ni se desprendería, ni tampoco se vería comprometida la seguridad. Lo único que quedaría afectado es la dirección asistida, es decir, mover el volante se podría convertir en todo un deporte para tus brazos, ya que el Model S pesa más de 2.000 kilos.

Por suerte, el problema solo se encuentra con el Model S, y el resto de vehículos de Tesla no presentan ningún inconveniente.