FÓRMULA 1

Fernando Alonso: "La foto de mi vuelta a la F1 debe ser ganar"

"Los fines de semana sin un volante en las manos me sentía un poco vacío", reconoce el piloto tras dos años alejado de la F1

Alonso llega al circuito de Austria.

Alonso llega al circuito de Austria. / Florent Gooden / Afp7

6
Se lee en minutos
Laura López Albiac

Fernando Alonso está "contento en general", con su regreso a la Fórmula 1. En los nueve grandes premios que lleva disputados esta temporada, tras dos años alejado del gran circo, el bicampeón español (2005 y 2006) ha mantenido una progresión constante, ha demostrado aquello que le dijo a Carlos Sainz a principio de curso, que no estaba "oxidado", y a sus 39 años se muestra mucho más relajado y conciliador que en su primera etapa. "Lógico, si tenemos en cuenta que desde los 19 años y hasta los 37 me pasé 18 años en una burbuja, dedicado a esto íntegramente. Ahora veo las cosas con otros ojos, disfruto más cada pequeño detalle. Incluso veo de otra manera el comportamiento de los equipos, de los pilotos, el trato con la prensa...", reconoce Alonso, que este jueves ha participado en un evento de Renault en Barcelona.

Durante más de media hora, el piloto asturiano ha hecho balance de su actuación, ha comentado las motivaciones que le han impulsado a volver a subirse a un monoplaza de F1 y ha analizado la actualidad del campeonato. También se ha referido a su última polémica con el director de carrera de la FIA, Michael Massi: "Llevamos un año bastante intenso con los límites de pista. Parece que en cada circuito hay problemas en este aspecto. Supongo que los pilotos tendremos que reunirnos para aclarar las cosas y hablar luego con Massi. Hay que tratar de que las cosas sean más blancas o negras y que no haya tantos grises a los que agarrarse, poner un poco de sentido común", ha zanjado.

Un reto mayor

Respecto a su retorno a los circuitos, Fernando ha asegurado que "está siendo positivo, aunque este campeonato no es tan fácil como el del año pasado, entonces era más barato subir al podio. Ferrari, por ejemplo, acabó sexto en constructores, algo atípico. Ser quintos o sextos el año pasado habría sido factible. Ahora se nos han colado varios coches, los dos Ferrari, Pérez con el Red Bull y los Alpha Tauri, que desde que utilizan el túnel de viento de Red Bull cada vez se les parecen más... en definitiva, este año el reto es mayor, pero estoy contento. Ya se sabía y quizá se dijo demasiado que los coches iban a ser los mismos de 2020, que era una temporada de transición y entonces, ¿que para qué volvía? Pero estamos entre 7º y el 9º y preparándonos muy bien para 2022", ha valorado.

"Este campeonato no es tan fácil como el del año pasado, entonces era más barato subir al podio"

Alonso recorre acompañado el circuito de Bakú (Azerbayán).

/ Afp7

Alonso ha subrayado su línea ascendente, que le ha permitido mejorar los resultados de su compañero Esteban Ocon después del gran arranque protagonizado por el francés: "Al principio no podía alcanzar sus prestaciones, no me sentía cómodo con los neumáticos y eso me frenó un poco. Pero con los cambios que hicimos en el coche, a partir de Mónaco y Bakú, ha ido mucho mejor”.

El asturiano no considera que tras el dominio absoluto de Mercedes en el Mundial, Verstappen y Red Bull hayan iniciado una nueva hegemonía. "Las cosas van y vienen, según los circuitos. Hay que ser cautos y no descartar aún a Mercedes, que ganó los dos campeonatos durante los pasados siete años, pero ahora ha cedido el mando a Red Bull. Creo que el pulso va a estar apretado este año y que será muy divertido para los espectadores", ha apuntado. "Cada fin de semana hay una pequeña chispa, las cosas cambian y eso te mantiene en alerta".

"Hay que ser cautos y no descartar aún a Mercedes, aunque ha cedido el mando a Red Bull. El pulso va a estar apretado y será muy divertido para los espectadores

Sobre su motivación, Alonso ha explicado que "cuando dejé el Mundial, después de 18 años, sentía que fuera de la F1 existían otros muchos retos que me atraían, tenía en la cabeza Le Mans, Daytona, Indianápolis, el Dakar... pero después de dos años fuera, se presentó la oportunidad y sentí que el mayor reto era volver a la F1 para intentar ganar. Lo que más me apasiona es conducir y echaba de menos los fines de semana de F1, me sentía vacío sin un volante", ha reconocido Fernando que ha respondido con un rotundo "sí" a la pregunta de si en el futuro regresará a Le Mans con los nuevos Hypercars.

Tras acabar décimo el pasado domingo el Gran Premio de Austria, Alonso ocupa la undécima plaza en el campeonato, con 20 puntos. Una situación que le permite abordar "con esperanzas" el desafío de 2022 y la nuevas reglas, que pueden cambiar la actual jerarquía en la F1: "¿Ser campeón con Alpine? ¿Por qué no? Soñar es gratis. Se trabaja con esa ilusión, todos los equipos lo hacen y por mucho que probemos cosas en el simulador, no sabremos que ocurrirá el próximo año. Solo puedo decir que en Viry hay un programa muy ambicioso con el nuevo motor. Somos conscientes de los puntos fuertes y débiles del coche actual. Las cosas pueden cambiar, veremos... No quiero titulares ni exageraciones sobre ser campeones del mundo en 2022, porque luego hacemos quintos, que está muy bien, y parece una decepción. No estaría aquí si pensara que el año que viene estaré en la parte trasera de la parrilla ", ha advertido en tono distendido.

"No quiero titulares ni exageraciones sobre ser campeones en 2022, porque luego hacemos quintos y parece una decepción"

Fernando Alonso, en el circuito de Paul Ricard (Francia).

/ Antonin Vincent / Afp7

Fernando ha insistido en que se está divirtiendo este año con los duelos en pista como el que protagonizó la pasada semana Austria ante Russell para sumar un punto en la décima posición: "Claro que disfruto con esas luchas, sobre todo si las gano yo, es un subidón de adrenalina, como la resalida en Baku, pero no es el objetivo. Está muy bien celebrar un sexto, un quinto o un podio, pero en el deporte, como he dicho otras veces, o ganas o pierdes. El primero gana y a partir del segundo, pierden todos. No puedes centrar tus logros en un sexto o décimo puesto. Son pequeñas metas, pero el deportista quiere ganar. La fotografía de mi vuelta a la F1 debe ser ganar", ha remarcado.

Carreras al esprint

Noticias relacionadas

Sobre las carreras al esprint, que se estrena la próxima semana en Silverstone, Alonso ha señalado que "siempre me gusta probar cosas nuevas y es un formato que puede traer sorpresas. Seguro que habrá retoques para los dos eventos siguientes, incluso la F1 dice que es una prueba. Veo mejorable la crono, porque seguimos teniendo una hora, Q1, Q2 y Q3, y será muy difícil que cambie un poco el orden de la clasificación. Los más rápidos saldrán primeros el sábado, quedarán así más o menos en esa carrera y luego llegas así al domingo".

Por último, Alonso ha destacado la labor de Àlex Palou, líder de la IndyCar con el que compartió parrilla en las 500 Millas de Indianápolis: "Le sigo, es un fenómeno y este año le veo campeón. Es el más constante, el mejor, y me alegro muchísimo porque tener un piloto español y joven que triunfa en IndyCar es bueno para todos. Abre los ojos a las nuevas generaciones del kárting. La F1 está muy bien, pero hay sólo veinte pilotos y no todos puede llegar ahí. La F1 no puede ser una frustración para los jóvenes. La IndyCar o el WEC son fantásticos también".