25 sep 2020

Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

El mercado automovilístico chino subió un 16% en julio

El mes pasado se matricularon en China un total de 2,11 millones de unidades, cifra con la que el mercado del país asiático cierra cuatro meses consecutivos al alza

Las ventas de vehículos de propulsión alternativa subieron un 19% lideradas por BYD, con 14.000 unidades, y Tesla, con 11.014 eléctricos vendidos

Àlex Soler

Tesla aprovecha su condición de fabricante en China y se coloca como segunda marca de eléctricos en el país

Tesla aprovecha su condición de fabricante en China y se coloca como segunda marca de eléctricos en el país / Agencias

El mercado automovilístico chino ha rebotado tras el coronavirus. En julio, según datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China (CAAM), firmó su cuarto mes consecutivo subiendo tras firmar 2,11 millones de vehículos matriculados, un 16% más respecto al mismo mes del año pasado. No obstante, el primer trimestre del año, momento en el que la pandemia afectó al continente asiático con más fuerza, sigue lastrando el acumulado de 2020, que, con 12,37 millones de unidades vendidas, sigue un 13% por debajo respecto a los primeros siete meses de 2019.

El mercado chino es el más grande del mundo por volumen y el más importante para vehículos eléctricos, donde van a parar más de la mitad de los producidos en todo el mundo. En ese sentido, se matricularon 98.000 vehículos de "nueva energía" (NEV) en el gigante asiático el mes pasado, un 19% más respecto a julio de 2019, encadenando ya 12 meses seguidos al alza. "Este incremento de ventas de vehículos NEV (eléctricos, híbridos enchufables y coches de hidrógeno) muestra que los clientes y los fabricantes se están acostumbrando a la nueva normalidad tras los recortes en las ayudas del año pasado", ha dicho Xu Haidong, de la CAAM, en la presentación de resultados.

Así, la entidad espera que el año 2020 se cierre con 1,1 millones de unidades de este tipo de vehículos vendidos, un 11% más que en 2019, mientras que estima que el mercado general caerá alrededor del 10% si se evita una segunda oleada del virus, en cuyo caso podría desplomarse hasta el 20%.

Tesla saca rédito de la planta de Shanghái

Tesla produce coches en China desde diciembre del año pasado. Concretamente, la firma californiana ensambla actualmente el Model 3, su berlina más asequible, y pronto fabricará también el Model Y, un SUV derivado del mismo. Su actividad se desarrolla en unas condiciones ventajosas frente a la competencia, ya que el Gobierno chino permitió a Tesla producir en el país sin asociarse con una marca local, como sí tienen que hacer los demás fabricantes internacionales como Volkswagen o BMW.

Con más de medio año funcionando, la planta de Shanghái ha permitido a Tesla situarse entre los líderes del segmento eléctrico en un mercado clave, entregando en junio, según la Asociación de Coches de Pasajeros de China (PCA) 11.014 vehículos el mes pasado, quedando solo por detrás de BYD, que vendió 14.000 unidades.