08 ago 2020

Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

El Grupo Volkswagen perdió 1.019 millones hasta junio

El grupo alemán vendió 3,89 millones de vehículos durante los primeros seis meses del año, un 27,4% menos respecto al mismo período de 2019

Seat cerró el semestre con 197.000 unidades entregadas, un 46,9% menos, y unas pérdidas operativas de 271 millones de euros

Àlex Soler

Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen

Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen / VOLKSWAGEN AG (VOLKSWAGEN AG)

Nadie en la industria automovilística se ha librado del impacto del coronavirus. El Grupo Volkswagen, uno de los consorcios más poderosos del mundo, cerró el primer semestre con pérdidas por valor de 1.019 millones de euros. En el mismo período del año pasado, el grupo alemán ganó 7.168 millones de euros. Según el comunicado oficial, el coronavirus ha sido la causa principal de estos resultados negativos.

Hasta junio, el Grupo Volkswagen facturó 96.131 millones de euros, un 23,2% menos respecto al año pasado, procedentes de la venta de las 3,89 millones de unidades que matriculó durante los primeros seis meses de 2020, un 27,4% menos. No obstante, la división automovilística de la compañía cerró junio con una liquidez neta de 18.700 millones de euros900 millones más respecto al primer trimestre, gracias a las medidas tomadas para responder a la pandemia, principamente mediante la reducción de costes. El flujo de caja del área automovilística, sin embargo, fue de -4.806 millones de euros.

Con todo, sus pérdidas operativas alcanzaron los 1.490 millones de euros, frente a los 8.997 millones de euros positivos del mismo período de 2019. Para el conjunto del año, el Grupo Volkswagen espera que las ventas sigan remontando, aunque cree que el ritmo de entregas será "significativamente" menor al de 2019 por culpa de la Covid-19. Así, el consorcio espera que los ingresos se reduzcan al final del año respecto a los del año pasado, así como también el resultado operativo de todo el ejercicio, aunque espera que este último dato se mantenga positivo. "La primera mitad del año fue uno de los períodos más desafiantes de la historia de nuestra compañía a causa de la pandemia. Gracias a un gran esfuerzo colectivo, hemos podido reanudar nuestras operaciones y miramos la segunda mitad del año con cierto optimismo", apunta Frank Witter, director financiero del grupo en el comunicado. 

Resultados por marcas

Por marcas, Volkswagen cerró el semestre con 1,1 millones de vehículos entregados, un 39,8% menos respecto a 2019, que contabilizaron para unos ingresos de 28.600 millones, un 35,2% menos. El resultado operativo fue de -1.500 millones, descendiendo desde los 2.300 millones positivos del año pasado. El 'dieselgate' todavía tuvo un impacto negativo de 600 millones para la marca.

Siguiendo con las firmas generalistas, Skoda vendió 372.000 coches durante la primera mitad del año, un 33,6% menos, para unos ingresos de 7.500 millones. Pese al descenso, el resultado operativo de la firma checa se mantuvo positivo en 228 millones, cayendo desde los 824 millones del primer semestre. Seat, por su parte, vendió 197.000 coches, un 46,9% menos. Sus ingresos se desplomaron un 40,2% hasta los 3.700 millones y el resultado operativo se quedó en -271 millones de euros (+216 millones en 2019).

Subiendo al escalón premium, Audi entregó 416.000 vehículos hasta junio, más de 200.000 menos respecto a 2019. Sus ingresos se redujeron en 8.300 millones hasta los 20.500 millones para cerrar el semestre perdiendo 643 millones de euros, en comparación con los 2.300 que ganó entre enero y junio de 2019. Porsche, paralelamente, consiguió ganar 1.100 millones, aunque el año pasado ganó 2.100 millones. La firma de Stuttgart alcanzó su objetivo pese a caer sus ventas un 14,8% hasta los 116.000 coches y pese a reducir sus ingresos en 1.000 millones hasta los 11.000 millones. Finalmente, en el segmento del lujo, Bentley contabilizó 4.569 entregas, apenas 100 menos, y unos ingresos de 860 millones, 25 más que el año pasado. Sin embargo, la marca perdió 99 millones.

En el terreno de los vehículos comerciales, Volkswagen Vehículos Comerciales cerró el primer semestre perdiendo 334 millones, mientras que Scania ganó 221 millones (+828 en 2019) y MAN perdió 423 millones (+248 en 2019). Por su parte, Volkswagen Financial Services ganó 1.200 millones de euros, reduciendo su resultado operativo apenas en 100 millones en comparación con el primer semestre del año pasado.