25 oct 2020

Ir a contenido

automoción

El Gobierno se aferra a la movilidad eficiente y sostenible para dar ayudas al sector del automóvil

La patronal encabezada por Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios), Ganvam (vendedores) y Sernauto (componentes) se reunen con las ministras de Transición Ecológica y de Industria, Comercio y Turismo

Desde el ejecutivo se confirma que impulsarán medidas de estímolo a la demanda "a corto y medio plazo" para favorecer la reactivación y adaptación del automóvil para salir de la crisis sectorial por la pandemia

Xavier Pérez

Línea de producción de Ford en Almussafes esta semana en la reanudación de la actividad.

Línea de producción de Ford en Almussafes esta semana en la reanudación de la actividad.

La patronal en pleno del sector del automóvil ha mantenido una reunión esta tarde con el Gobierno en la figura de las ministras para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. También asistió el Director del Departamento de Asuntos Económicos en Gabinete de la Presidencia del Gobierno de España, Manuel de la Rocha.

En la cita, los representantes de las asociaciones de fabricantes de vehículos ( José Vicente de los Mozos, Anfac), concesionarios (Gerardo Pérez, Faconauto), vendedores (Raúl Palacios, Ganvam) y de componentes (María Helena Antolín, Sernauto), presentaron al ejecutivo sus demandas para intentar salir de la crisis sectorial argumentando que la industria del automóvil es uno de los motores del país.

La necesidad de apoyo gubernamental es obvia, y por eso los representantes sectoriales se han reafirmado en la necesidad de que se tracen planes de apoyo estructurales que permitan favorecer de nuevo la compra de vehículos partiendo de la premisa de la neutralidad tecnológica. Esta petición incluye también a los vehículos diésel y de gasolina, excluídos del actual Plan Moves que aprobó el ejecutivo hace unas semanas.

Las asociaciones consideran que hacen falta unos 400 millones de euros para volver a levantar del sector, que registró las peores cifras de la historia con una caída del mercado en abril del 96,5% (en marzo ya cayó un 70%)

Empleos y competitividad

El presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, apuntó tras la reunión que "hemos trasladado al Gobierno la urgente necesidad de que se pongan en marcha medidas de apoyo a la industria para recuperar el ritmo de producción cuánto antes. Es crítico que España defienda a su tejido productivo porque de él dependen miles de empleos y la competitividad de nuestra economía. La industria de la automoción es el mayor sector exportador del país, contribuye muy positivamente a las arcas del Estado y tiene un enorme efecto tractor sobre el conjunto de la economía".

De los Mozos, que también preside Renault en España, es un firme defensor de una estrategia europea. "Tenemos que tomar el ejemplo de otros países europeos, que ya están poniendo en marcha estas medidas y lanzar así un mensaje, también a las casas matrices internacionales, de que España es un país que se preocupa por su industria de automoción, que cuida sus fábricas y vela por su mantenimiento y competitividad”, afirma el presidente de Anfac.

Desde Ganvam, su presidente Raúl Palacios ha desvelado algunas de las propuestas. "Hemos planteado medidas complementarias para garantizar el flujo de caja, como líneas de crédito blando específicas para la automoción al estilo de las que ya existen para el turismo; o el aplazamiento de la liquidación de impuestos, ampliando el límite actual de facturación para que las pymes del sector podamos acogernos, ya que, aunque por el coste medio que tienen los vehículos, nuestra facturación parezca elevada en volumen, trabajamos con márgenes muy reducidos, de menos del 1%", admite Palacios.

El Gobierno mantiene su apuesta por el sector y ha trasladado a sus representantes la idea de que impulsará medidas de estímulo a la demanda de vehículos "a corto y medio plazo" con la clara favorecer la reactivación y la adaptación del sector automovilístico hacia opciones de movilidad eficiente y sostenible. Es por eso que las dos ministras se han comprometido a trabajar con las asociaciones para ofrecer medidas de estímulo económico que permitan la reactivación económica del sector tras la crisis del coronavirus.

Vuelta a la actividad

La palanca de la automoción es básica para empezar a abandonar la crisis, así lo consideran desde el Gobierno, ya que representa el 10% del PIB. El estado de alarma ha acarreado un evidente empeoramiento de las empresas y de la economía de los trabajadores. Muchos fabricantes han  retomado la actividad este pasado lunes, pero aún se tardará en volver a un ritmo de producción estable. De ahí que la ayuda del Gobierno sea clave.

Desde el Gobierno de Pedro Sánchez, han trasladado al sector que "en el contexto de los trabajos de reactivación económica una vez concluya la crisis sanitaria". Sin precisar si habrá nuevos planes de ayuda o no, desde el Ejecutivo han apuntado que "se llevarán a cabo medidas de oferta que fortalezcan la inversión, la innovación industrial y la competitividad futura del sector, en línea con el plan de recuperación económica que prepara la Comisión Europea y con el Pacto Verde europeo".