06 abr 2020

Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Volkswagen Navarra firma mañana un ERTE 'condicional' por el coronavirus

La dirección y los sindicatos de la planta de Landaben aplicarán el expediente en el caso de que la epidemia afecte a la producción

La fábrica emplea más de ochenta componentes para Polo y T-Cross que proceden de China pro aún no hay desabastecimiento

Xavier Pérez

Planta de Volkswagen en el polígono de Landaben, de Pamplona.

Planta de Volkswagen en el polígono de Landaben, de Pamplona.

Representantes sindicales y la dirección de la planta de Volkswagen en Landaben (Navarra) sellarán mañana el acuerdo para aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), condicionado a que la epidemia del coronavirus afecte al proceso de producción con el desabastecimiento de algunas de las piezas clave para la fabricación del Polo y el T-Cross.

El ERTE que se rubricará dispondrá de las mismas condiciones que el que se aplicó en el año 2018, aunque por las circunstancias especiales de la evolución de la enfermedad, se trataría de un expediente abierto hasta finales de este año

En la actualidad más de ochenta piezas de estos dos modelos llegan desde los proveedores del grupo alemán instalados en China. La compañía dispone en estos momentos de un gran volumen de piezas almacenadas y también cuenta con un servicio de transporte aéreo que permite mantener el ritmo productivo. No osbtante, la incertidumbre sobre el avance del virus podría acabar obligando a la empresa a poner el práctica el expediente temporal.

Los proveedores italianos

Más que temer por los efectos sobre los proveedores chinos, desde los sindicatos temen por la ausencia de piezas procedentes de proveedores del Grupo Volkswagen que se encuentran instalados en las regiones afectadas en el norte de Italia (Piamonte, Lombardía y Veneto). Son elementos tales como las molduras del portón trasero, la bandeja del maletero, la placa anticalórica o la tapa de los bajos de los vehículos.

De fallar la producción allí solo se dispondría de piezas suficientes para garantizar la producción entre tres y seis dias. Más allá de ese tiempo podría tener de paralizarse la producción y aplicar el ERTE. Desde el grupo estarían trabajando en el uso de proveedores instalados en otros lugares que trabajen con modelos de la misma plataforma que el Polo y el T-Cross (MQB A0).

No obstante, los sindicatos valoran positivamente el acuerdo ya que "permitirá mantener los puestos de trabajo y los salarios". No piensan así los respresentantes del sindicato LAB que denuncian en declaraciones a Efe que "la precariedad y la incertidumbre que día a día vivimos se ve incrementada con situaciones como las que estos días estamos padeciendo ante la previsible aplicación del ERTE abierto por el coronavirus hasta final de año".

Temas Volkswagen