07 abr 2020

Ir a contenido

LA APUESTA POR EL VEHÍCULO ELÉCTRICO

BCN hace pedagogía con el vehículo 'enchufado' en Expoelèctric

Un total de 55 expositores muestran en Barcelona todas las soluciones de movilidad eléctrica del momento

Los visitantes pueden probar hasta mañana por la tarde los modelos eléctricos en más de 1.000 tests

Xavier Pérez

Inauguración Expoelèctric. Antonio Poveda, Rosa Alarcón, Àngels Chacón, Ramón Caus y Xesco Gomar en BCN.

Inauguración Expoelèctric. Antonio Poveda, Rosa Alarcón, Àngels Chacón, Ramón Caus y Xesco Gomar en BCN.

Sembrar para recoger. Esta es la lección de vida para la movilidad eléctrica, una filosofía que desde hace nueve años la mayor feria del vehículo electrificado del sur de Europa, Expoelèctric, viene pregonando en Barcelona.

Este fin de semana se celebra en el Passeig Lluís Companys (junto al Arc de Triomf) una de las ediciones más cargadas de presente, y es que, con 55 expositores (muchos de ellos marcas generalistas de peso del sector del automóvil), la apuesta por la movilidad une a administraciones, fabricantes y público en un formato muy familiar y atractivo desde el punto de vista informativo.

Ramón Caus, director de la muestra, lleva nueve años predicando con la electrificación. Del primer año donde solo había un coche eléctrico (el prototipo del primer Nissan Leaf) y una furgoneta (la Mercedes Vito) a la muestra de este año que cuenta con la presencia de Opel, Peugeot, Kia, Hyundai, BMW, Tesla, Mini, Mercedes-Benz, Audi, Nissan y Renault Hasta Harley Davidson mostró su primera moto 100% eléctrica en BCN. Todos ellos aportan al menos un modelo eléctrico para mostrar al público, «y para que se suban en él, porque es muy importante que el usuario experimente la sensación del coche eléctrico, es un primer paso para que entienda todo lo que está viniendo», explica el director de Expoelèctric.

Apuesta institucional

La muestra fue inaugurada ayer por la consellera de Empresa y Coneixement, Àngels Chacón, la concejala de movilidad del Ajuntament de Barcelona, Rosa Alarcón, el presidente delegado del área de medio ambiente de la Diputació de Barcelona, Xesco Gomar y el vicepresidente de movilidad, transporte y sostenibilidad del Area Metropolitana de Barcelona, Antoni Poveda. En su recorrido, la comitiva pudo conocer de primera mano todas las novedades de los expositores.

La apuesta por el vehículo eléctrico es cara, de eso todos están seguros, pero como dice el director de Expoelèctric, Ramón Caus, «es un camino que no tiene marcha atrás». El trabajo de la industria para adaptarse a un futuro más limpio obliga a los fabricantes a ponerse las pilas. De ahí la proliferación de modelos híbridos y 100% eléctricos. «Está claro que la electrificación ya es el presente, y muchas de las últimas fusiones de empresas confirman este punto. Al final tendrá más razón de ser vender modelos eléctricos a bajo coste antes que enfrentarse a pagar multas millonarias por emisiones. Eso los fabricantes empiezan a tenerlo claro. Aunque también creo que tiene que existir una política clara y que existan ayudas aunque sean simbólicas para que el coche eléctrico despegue. Y ojo, no será la única tecnología para el futuro, pero sí la más importante. En buena lógica, todo pasa por el uso que el público requiera de su vehículo», señala Caus.

No se entiende el coche eléctrico, ni toda la filosofía que los políticos ofrecen en este sentido, si no se apuesta decididamente por las infraestructuras.  Todos los políticos que ayer pisaron Expoeléctric lo tienen claro. La implantación de redes de recarga es clave. Desde la Generalitat ya se ha realizado una inversión de 2,5 millones de euros en puntos de recarga públicos y anuncian ocho millones más para fomentar los puntos de recarga en domicilios particulares. Por algo se empieza.