Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

PSA consolida sus beneficios en el primer semestre del año

El Grupo PSA cerró el primer semestre con un beneficio neto de 2.048 millones de euros, un 19,5% más, pese a reducirse un 0,7% sus ingresos

Carlos Tavares, presidente del grupo, insta a la Unión Europea a que ordene el "caos regulatorio" que vive el sector para afrontar la electrificación

Àlex Soler

Carlos Tavares, presidente del Grupo PSA.

Carlos Tavares, presidente del Grupo PSA. / AFP / ERIC PIERMONT (AFP)

El Grupo PSA registró un beneficio neto de 2.048 millones de euros al cierre del primer semestre de 2019, una cifra que supone un crecimiento del 19,5% respecto a los 1.713 millones de euros ganados durante el mismo período del año pasado.

En un contexto de caída en los principales mercados automovilísticos de todo el mundo, el Grupo PSA, que integran las marcas DSCitroënPeugeot Opel, ha podido generar beneficios a partir de una importante reducción de costes. En ese sentido, sus ingresos fueron menores que los del año pasado al situarse en 38.340 millones de euros, un 0,7%, pero el beneficio operativo fue 2.491 millones de euros, un 9,8% más que los 2.267 millones de los seis primeros meses de 2018. PSA prevé un descenso del mercado de automóviles del 1% en Europa, del 4% en América Latina y hasta del 7% en China, además de un ascenso del 3% en Rusia este año.

Preparados para la electrificación

La industria afronta un reto importante de cara a los objetivos europeos de reducción de emisiones para 2021. En ese sentido, además de la llegada de híbridos, los coches eléctricos como el Peugeot e-208, que llegará este año, son muy importantes. Carlos Tavares, presidente del Grupo PSA, anunció en la presentación de sus resultados económicos del primer semestre que el consorcio "está preparado para la electrificación y para afrontar los próximos desafíos tecnológicos".

No obstante, el presidente de PSA instó a la Unión Europea a que ordene el "caos regulatorio" en el que está inmerso el sector de la automoción ante la transición energética y de movilidad. Tavares explicó que en este período de constantes cambios y transformación, una normativa poco estable provoca que las compañías vean muy difícil realizar las inmensas inversiones necesarias para desarrollar nuevas tecnologías. "Cuando digo que estamos en mitad de un caos regulatorio, lo digo en serio", añadió.

Asimismo, Tavares aplaudió la alianza entre Alemania Francia para la fabricación de baterías en Europa, pero aseguró que el consorcio que preside solo estudiará su colaboración si consigue el respaldo de las instituciones comunitarias y si la normativa europea se estabiliza. "Tenemos que comprobar que Bruselas la apoya al mismo nivel", advirtió.

Con todo, el presidente del Grupo PSA anunció que el consorcio espera obtener un beneficio operativo corriente medio por encima del 4,5% para la división de automóviles entre 2019 y 2021. Para ello, el grupo continuará con su plan estratégico corporativo "Push to pass" para seguir reduciendo costes al tiempo que mejoran su competitividad.