Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Seat presenta su estrategia de movilidad urbana y de coche compartido

La compañía, a través de 'Respiro' ofrecerá el servicio de 'carsharing' para empresas en Madrid y Barcelona

Están valorando la posibilidad de vender a particulares el eléctrico Minimó y busca socios para su uso compartido

Xavier Pérez

Vehículos para coche compartido de Seat.

Vehículos para coche compartido de Seat.

La diversificación y la movilidad son dos elementos que se están volviendo clave en el negocio del automóvil. Las compañías del sector tienen muy claro que, cada vez más, serán proveedores de movilidad en todos los sentidos. Seat lleva tiempo tratando el tema y estudiando las posibilidades de negocio de la micromovilidad, y hoy ha presentado su nueva estrategia en este terreno, donde el coche compartido jugará un papel relevante.

La marca española ya dispone de una paleta de productos suficiente como para ofertar diferentes tipos de soluciones para los desplazamientos urbanos y, mientras espera la llegada de El Born (su nuevo coche 100% eléctrico), ha puesto en marcha las diferentes opciones para dar servicio a sus potenciales clientes. Seat ha presentado en Madrid el Mii eléctric, el Minimó concept vehicle y el Seat eXS kiskcooter (fruto de su acuerdo con Segway), tres propuestas que muestran el camino hacia la nueva movilidad.

Según los análisis hechos por la compañía,  el 66% de la población será urbana en pocos años, "por lo que conducir por la ciudad será aburrido y caro". No obstante la gente sigue teniendo la necesidad de moverse por la ciudad, por lo que la apuesta de Seat va orientada en ese sentido.

Presentación de la nueva movilidad de Seat. / SEAT

El Minimó es el principal candidato. Se trata de un cuadriciclo eléctrico (100 kilómetros de autonomía) que la marca presentó en el pasado Mobile World Congress y con el que quiere adentrarse en el carsharing. Desde la marca reconocen que están buscando socios para desarrollar el coche compartido, aunque también admiten que se han planteado venderlo a particulares.

El caso del patinete eléctrico es similar. El 'e-Kickscooter' ya está funcionando en Madrid y Málaga, y se han vendido más de 8.000 unidades en seis meses. Según Lucas Casasnovas, director de márketing de producto, los compradores mayoritarios son "padres de familia de entre 20 y 35 años que compran el patinete como producto suplementario al coche". Para su comercialización, Seat ha contado con UFO como socio, y la idea del negocio es "vender kilómetros más que productos", como afirma la directora de xMoba (filial de Seat propietaria de Respiro), Arantxa Alonso.

En este sentido, Alonso ha confirmado la intención de Seat de posicionarse en el coche compartido con Respiro. Para ello ofrecerán en sus concesionarios su flota de 250 vehículos de Gas Natural (GNC). Para hacerse fuertes, Seat y Respiro trabajarán junto a la empresa Cuatrecasas  para desarrollar el 'Corporate Car Sharing', que permitirá a los empleados de la empresa legal disponer de estos vehículos para el uso compartido. Seat también está negociando incorporar la propuesta a Cepsa

Con el Mii eléctrico, vehículo que ya está prestando servicio a los empleados en el Metropolis Lab del Pier 01 de Barcelona, la marca también ofrecerá extener su uso a través de Respiro.

Temas: Seat