Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Los fabricantes se enfrentan a multas por emisiones de más de 10.000 millones en 2021

La normativa que obliga a tener una media que no supere los 95 gramos de CO2 obliga a importantes cambios

Por cada gramo que se supere la marca deberá pagar 95 euros por gramo y por coche vendido en el año anterior

El Periódico

Concesionario de Seat de Barcelona

Concesionario de Seat de Barcelona / FERRAN NADEU

El sector del automóvil afronta un nuevo esprint de aquí a 2021. Según un informe de la agencia de calificación Moody's los fabricantes podrían enfrentarse a multas de entre 2.403 y 11.198 millones de euros en el caso que no consigan cumplir con las nuevas exigencias en materia de emisiones de dióxido de carbono (CO2) que entrarán en vigor en 2021 en Europa y que se coloca en una media de 95 gramos para toda la gama.

El informe se basa, no obstante, su suposiciones sobre la actual gama que los fabricantes están comercializando en Europa y habrá que ver la realidad cuando se llegue a 2020 y se conozca realmente los modelos que aportará cada uno así como sus emisiones de media. En este memorandum se reconoce el esfuerzo de las marcas para desarrollar y producir vehículos eléctrificados para acercarse a esa cifra de 95 gramos, ya que a más coches eléctricos puros (cero gramos de emisiones), híbridos e híbridos enchufables, más facilidad hay para rebajar la media.

Por cada gramo que se pase de los 95 en la media de las gamas, el fabricante deberá pagar 95 euros multiplicado por el número de vehículos que acredite haber vendido en 2020. "Las potenciales fuertes multas están actuando como un gran incentivo para el lanzamiento de un número sin precedentes de nuevos vehículos eléctricos o híbridos durante el próximo año", explica el vicepresidente y analista de Moody's James Leaton.

El análisis indica, sin embargo, que algunos fabricantes podrían no alcanzar estos objetivos de emisiones. En ese punto tienen pocas alternativas, o pagar penalizaciones o reducir su cuota de mercado. "Volkswagen, Fiat Chrysler, Ford, Hyundai y Kia son los más expuestos sobre la base de su actual diferencia con los objetivos para 2020/2021", destaca el informe. No obstante, la mayoría de estos fabricantes ya han anunciado interesantes novedades electrificadas en sus gamas que a buen seguro reducirán mucho el impacto de la posible sanción.

Toyota solo vende híbridos

A priori los japoneses de Toyota son de los pocos que podrían cumplir con los objetivos. La media de emisiones de CO2 de la gama de Toyota en 2017 era de 103 gramos por kilómetro y sus previsiones apuntan a que en 2021 estén en 88,5 gramos. Recordemos que Toyota solo vende vehículos híbridos.

Los fabricantes que pueden sufrir más son Volvo y Jaguar-Land Rover, que cuentan con una gama muy basada en mortorizaciones diésel y gasolina con poca oferta en hibridación. No obstante, están realizando esfuerzos para reducir esa gama y añadir vehículos eléctricos puros como el Jaguar i-Pace (recientemente elegido Car Of The Year en Europa).

Moody's dice que Volkswagen podrían sufrir mucho también, con multas cercanas a los cuatro mil millones, aunque todo ello se basa en la media de emisiones del año 2017.  El informe tiene en cuenta, a su vez, otros dos escenarios de adaptación a la regulación sobre emisiones más rápidos por parte de los fabricantes de vehículos, en los que se contemplan unas multas totales de 2.403 millones de euros en el caso de una adaptación rápida y de 5.877 millones de euros si se hace una transición moderada.