25 sep 2020

Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Seat desarrollará en BCN una plataforma para coches eléctricos del grupo VW

La compañía confirma la inversión de 1.200 millones de euros en investigación y desarrollo durante el 2018

Lanzará seis modelos electrificados, entre los que está el Cupra Formentor que se fabricará en Martorell

Xavier Pérez

Los directivos de Seat y el grupo Volkswagen presentan los resultados del 2018. 

Los directivos de Seat y el grupo Volkswagen presentan los resultados del 2018.  / EFE

Seat está atravesando el momento más dulce de su historia, casi tanto como cuando lanzó el primer 600 en 1957. La compañía rompió todos los récords el pasado año, aunque lo más importante es que consolidó como una de las empresas que tiran del carro del Grupo Volkswagen. Esa propuesta moderna, eficiente y económicamente resolutiva ha hecho que sea el propio Herbert Diess, presidente del consorcio automovilístico alemán, quien acompañara a Luca De Meo, presidente de Seat, en la presentación de los resultados de la pasada campaña.

Todos los números son positivos, un dato interesante en un momento en el que el sector va a iniciar una profunda transformación de la mano de la conectividady, sobre todo, la electrificación. En cifras macro, Seat es una de las compañías estrella del Grupo Volkswagen y así lo expusieron tanto el presidente de Seat como el del consorcio Volkswagen. "En el grupo hemos ganado confianza en Seat", explicó Diess, y añadió "Es un pilar, indispensable para el Grupo Volkswagen".

El beneficio después de impuestos creció en 2018 hasta los 294 millones de euros, un 4,6% más que el año anterior, el beneficio operativo aumentó un 93,2% y se situó en 223 millones de y el volumen de negocio alcanzó los 9.991 millones de euros, un 4,6% más que el resultado de 2017, culminando un crecimiento trienal del 33%.

Luca de Meo reconoce que “2018 fue el mejor año en la historia de la marca. Tenemos una gama de modelos en los segmentos más relevantes y rentables, que nos ha llevado a convertirnos en una de las marcas que más ha crecido en Europa en los últimos tres años. La ofensiva SUV que iniciamos en 2016 ha superado nuestras expectativas más optimistas y uno de cada  tres coches vendidos el año pasado forma parte de esta categoría. Hoy, estamos preparados para mirar al futuro con confianza”.

Nuevo plan industrial

Estos resultados ratifican la nueva propuesta industrial y comercial de la marca española, que ha iniciado su labor de liderazgo en algunos de los aspectos estratégicos de la electrificación del grupo, especialmente en el terreno de la movilidad urbana. En este sentido la marca desarrollará una nueva plataforma de vehículos eléctricos en colaboración con la marca Volkswagen.

La nueva plataforma derivará de la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) que montan el Volkswagen ID y el Seat e-Born, y será la base para la producción diferentes modelos con unas cotas no superiores a los cuatro metros de longitud. Esta plataforma  premitirá desarrollar vehículos eléctricos asequibles para el Grupo Volkswagen, con un precio de entrada por debajo de los 20.000 euros y la marca ya ha destinado a 300 de ingenieros altamente cualificados para tomar parte en este proyecto. Lo que parece claro es que, por ahora, el nuevo modelo resultante de la plataforma que desarrollará Seat no se fabricará en Martorell.

Los buenos resultados de Seat en el 2019 han sido la carta de presentación adecuada para jugar un nuevo papel en el grupo Volkswagen y asumir nuevas responsabilidades en estratégicas en el desarrollo de productos. El hecho de que el 80% del volumen de negocio de Seat sea consecuencia de exportaciones es un aval difícil de discutir en el seno de la multinacional. El norte de África, Latinoamérica y China son los principales focos de interés para Seat.

Seis modelos electrificados en tres años

La versión eléctrica del Mii (que se presentará este mismo año enle próximo Automobile Barcelona) y el-Born serán los dos primeros modelos 100% eléctricos de la marca pero no se fabricarán en Martorell en principio, mientras que la nueva generación del León y el Tarraco contarán con una versión híbrida enchufable. Por su parte, el Cupra León y el Cupra Formentor también dispondrán de una variante híbrida enchufable. El Formentor, híbrido enchufable, sí será fabricado en Martorell.  

En los últimos tres años, la marca española ha contratado alrededor de 1.500 personas y actualmente la plantilla de la compañía cuenta con más de 15.000 trabajadores. Además, y según recoge su convenio colectivo, los empleados recibirán el próximo 15 de abril una paga de beneficios de 1.068 euros, un 49,2% más que en 2017.

Temas Seat