Ir a contenido

AUTOMOBILE BARCELONA

Barcelona, un puerto sobre ruedas

Nissan exportó desde la planta de la Zona Franca más de 200.000 vehículos por vía marítima en el último año

En 2018 el 38% de la producción de Seat salió en barco tras llegar en tren al puerto desde la factoría de Martorell

Xavier Pérez

Exportacion Seat 600 a Finlandia en 1970.

Exportacion Seat 600 a Finlandia en 1970. / EFE

El puerto de Barcelona nació con la fundación de la ciudad, como un enclave natural y protegido para los antiguos navegantes. Hoy es uno de los principales puertos de Europa, con más de 20 kilómetros de muelles y zonas de amarre. Punto esencial para la economía de Barcelona. Por eso en el año del Centenario del Automobile Barcelona es de recibo rendirle tributo.

En la  industria automovilística española su efecto es directo, siendo el puerto principal para la distribución de vehículos, con más del 25 por ciento del tráfico que generan las exportacioneslíder en España y en el Mediterráneo, y uno de los principales puertos europeos para el sector. En la última década la media de vehículos que se mueven cada año en los cargueros que amarran en Barcelona se sitúa entre los 600.000 y 650.000.

Además del tráfico directo para el transporte y distribución de vehículos, el puerto de Barcelona es clave en el tráfico de componentes, siendo también líder. Piezas y componentes viajan en contenedores para llegar al lugar donde se van a ensamblar con el vehículo, en el proceso final. En Barcelona existe una destacada industria de piezas para el automóvil que se exportan a las fábricas de otros países, como China, Argentina o Marruecos. O al revés, piezas procedentes de otros países para que luego se transporten por tierra hasta la fábrica.

Exportación del Nissan Patrol en Barcelona / NISSAN

Es el caso, por ejemplo, de Opel, que recibe piezas para determinados modelos que son fabricadas en Corea del Sur y llegan por barco hasta Barcelona, desde donde son enviadas a la planta de Figueruelas en Zaragoza. Aunque son Seat y Nissan las que más tráfico generan. La mayoría con destinos a puntos en el extranjero, pero también a otros puertos del país, especialmente a Baleares y Canarias.  

La división logística de Nissan

Nissan cuenta con la división NDS Barcelona, que es el centro de distribución de vehículos Nissan/Allianza del Sur de Europa, es decir que también gestiona unidades Renault para el mercado de España y Portugal. NDS gestiona la logística de todos los vehículos que se producen en la planta de Nissan de la Zona Franca. Barcelona se caracteriza por la calidad de sus productos y, en consecuencia, por el alto porcentaje de exportación a mercados de gran importancia para Nissan. En 2017, las exportaciones de la planta de Nissan en Barcelona a Europa y el resto del mundo alcanzaron un 87,5% de su producción y superaron el promedio actual de las exportaciones españolas del sector de la automoción, que es del 85%.  

NDS gestionó en 2016 más de 262.000 vehículos, 146.000 por vía marítima y el resto por transporte terrestre, mientras que en 2017 gestionó el transporte de 600.000 vehículos, 400.000 de los cuales por vía terrestre a España, Francia y Portugal. El resto se transportaron en barco desde los puertos de Barcelona y de Santander, a más de un centenar de puertos de todo el mundo.

El transporte marítimo conecta principalmente Barcelona con el mercado de Europa norte y central, la zona mediterránea, el Golfo Pérsico y Japón. NDS gestiona la coordinación con las navieras para asegurar el envío de toda la producción de la fábrica.

El 'gigante' Seat

Seat, por su parte, transporta sus propios vehículos en tren entre la planta de Martorell y el Puerto de Barcelona. Un servicio operado por Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) desde 2008, transportando actualmente una media de 105.000 vehículos al año. Y también dispone de un servicio, gestionado por FGC y denominado Cargometro, que transporta piezas desde la planta de la Zona Franca de Barcelona hasta Martorell. 

Varios Seat Ibiza esperan en el puerto. / albert bertran

El pasado año el 38% de la producción de Seat partió en barco desde el puerto de Barcelona, lo que supone una cifra cercana a los 200.000 vehiculos. El 53% de la producción se movió por carretera mientras que el 9% lo hizo en tren. En cuanto al transporte por carretera Seat fue pionera en España en utilizar gigatrucks, camiones de una longitud de 25,25 metros, para transportar componentes. Actualmente, se encuentra en fase de pruebas el uso de un duotráiler. Se trata de un camión con una longitud de 31,75 metros de longitud y una capacidad de 60 toneladas.