Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Volkswagen España apuesta por la competitividad de los motores de combustión

El presidente de Volkswagen Group España Distribución, Francisco Pérez Botello, considera que hay que seguir produciendo estos modelos por ser "un proyecto de país"

El grupo alemán cerró el ejercicio del año 2018 en nuestro país con un incremento de las ventas del 11%, siendo Skoda la marca que más creció con un 18,5%

El Periódico / Agencias

Francisco Pérez Botello, presidente de Volkwagen Group España Distribución.

Francisco Pérez Botello, presidente de Volkwagen Group España Distribución.

Las ventas de Volkswagen Group España Distribución -que engloba las marcas Volkswagen, Volkswagen Vehículos Comerciales, Audi y Skoda- crecieron un 11 % en 2018 en comparación con 2017, hasta superar las 206.000 unidades, su nivel más alto desde 2007Francisco Pérez Botello presidente del grupo en España, pasó balance a la anterior campaña y sacó pecho tras presentar el quinto ejercicio consecutivo al alza.

Pérez Botello consideró, en unareunión mantenida con los medios en Madrid, que las ventas del mercado español en 2019 crecerán alrededor del 1,5 %, hasta las 1.340.000 unidades, y que la previsión de entregas de Volkswagen Group España Distribución es "crecer por encima del mercado". Por marcas, Volkswagen vendió 102.954 unidades (un 14,9 % más en tasa interanual), lo que le supuso ascender hasta la segunda posición del mercado español. Además, la marca alemana fue líder en ventas en el canal de empresas y en el mercado de renting (alquiler a largo plazo) de turismos.

Por su parte, Audi comercializó 55.216 vehículos (un 0,5 % más), cifra que le permitió situarse como líder del mercado premium por vigésimo quinto año consecutivo. Aunque la marca que más creció en 2018 fueron los checos de Skoda, que entregaron 29.640 unidades (un 18,5 % más); mientras que Volkswagen Vehículos Comerciales vendió 18.623 vehículos (un 11,9 % más).

La fuerza de Landaben

El grupo automovilístico tiene en España un baluarte a nivel europeo, tanto a nivel comercial como industrial, ya que en la factoría de Landaben (Navarra) se producen varias carrocerías de nuevo Volkswagen Polo. En este sentido, Francisco Pérez Botello, considera que la planta afrontará 2019 de una manera "más estable", después de la escasez de motores generada por la entrada en vigor del nuevo ciclo de homologación WLTP, el 1 de septiembre del año pasado, lo que provocó el cierre durante varios días.

El cambio de la normativa solo es un ejemplo de lo rápido que está cambiando el sector. Pérez Botello abogó por que se lleve a cabo una "transición ordenada" hacia las nuevas formas de movilidad, sin impulsar una tecnología por encima de otras y dando un marco temporal realista a los fabricantes para cumplir con las exigencias en materia de emisiones.

"Defendemos que se aplique la ciencia y no la cienciología", aseguró, en relación con la intención del Gobierno español de prohibir la venta de vehículos de combustión en 2040, al tiempo que subrayó que el automóvil es parte de la solución y no del problema.

Falta un plan estructural

El directivo del consorcio alemán en España abogó por la puesta en marcha de un plan estructural del automóvil en España, acordado entre sector y Gobierno, que favorezca la transformación de la industria y que permita a España seguir liderando la producción europea. Los centros de decisión de los fabricantes están fuera de España y afirmó que, en una primera oleada, se adjudicará la fabricación de los vehículos eléctricos a los centros de sus países, aunque subrayó que las factorías españolas podrían optar a una segunda oleada de modelos electrificados.

No obstante, Pérez Botello explicó que para optar a estos modelos eléctricos, los centros españoles deberán seguir siendo competitivos en la fabricación de vehículos de combustión. "Hay que mantener la presencia industrial, es un proyecto de país", subrayó.

La solución del diéselgate al 80%

Por otra parte, el directivo destacó que en España ya se ha revisado el 80% del total de vehículos afectados por el caso del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en algunos vehículos diésel. Las cifras están "muy por encima" de lo que se suele registrar una campaña de revisión obligatoria y que está en línea con la media del resto de países europeos, al tiempo que indicó que la totalidad de los clientes han sido contactados por la marca.

En otro orden de cosas, Pérez Botello agradeció el compromiso de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, con el sector y recordó que se han presentado, al Gobierno de Pedro Sánchez y al anterior, propuestas de planes de rejuvenecimiento del parque a través de la fiscalidad.

El presidente de Volkswagen Group España Distribución indicó que los programas como el Movea solo sirven para distorsionar el mercado, ya que retraen la demanda desde que se anuncian y porque tienen tan poca dotación económica que se agotan en pocos días.

Temas: Audi Volkswagen