Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Tesla, demandada por la muerte de un joven tras incendiarse una batería

Los hechos ocurrieron en mayo cuando un Tesla Model S impactó contra un muro y se incendió al momento

La bateria defectuosa podría haber desencadenado el incendio tras la colisión del vehículo

El Periódico

El coche de Riley y Montserrat arde junto a la carretera.

El coche de Riley y Montserrat arde junto a la carretera.

La familia de un joven de 18 años que falleció después de que el Tesla en el que iba de pasajero estallara en llamas tras un impacto ha demandado a la compañía automovilística por considerar que la batería del Model S de 2014 en el que iba era defectuosa. La firma de abogados Corboy & Demetrio, de Chicago, ha sido la encargada de presentar la demanda y representará a la familia de Edgar Monserrat Martinez, uno de los dos jóvenes que fallecieron en la berlina el mayo pasado.

Según los hechos expuestos en la demanda, en el Tesla Model S viajaban Barrett Riley, el conductor, y Edgar Monserrat, como pasajero. A la altura de Fort LauderdaleFlorida, el Model S habría impactado contra un muro de cemento y se habría incendiado al momento, causando la muerte de los dos jóvenes que viajaban en el coche. Según la demanda, los padres de Riley instalaron un limitador de velocidad en un Service Center de Tesla para que su hijo no pudiera pasar de 136 kilómetros por hora, pero el mismo joven quitó el limitador en otro Service Center sin el consentimiento de sus padres.

Batería del Tesla Model S. | MOTOR

Alegaciones

La demanda alega que Tesla cometió negligencia quitando el limitador de velocidad sin el consentimiento de los padres, que eran los propietarios del vehículo. Antes del accidente, según el escrito de Corboy & DemetrioRiley estaba circulando a más de 180 kilómetros por hora. A su vez, la demanda alega también que la firma californiana no advirtió a los compradores sobre la peligrosidad de la batería. Desde que ocurrió el accidente en mayo, la Junta de Seguridad Nacional de Transporte de Estados Unidos está investigando el accidente.

En comunicado recogido por la agencia ReutersTesla se excusa asegurando que "ningún coche habría resistido un choque de este tipo a esta velocidad". Además, la marca de coches añade que, en una actualización tras el accidente, decidió permitir que los padres limiten la velocidad de sus vehículos cuando conduzcan ellos mediante la aplicación móvil de la firma. 

Han habido, como mínimo, 12 casos de baterías de Tesla Model S incendiándose en todo el mundo durante los últimos cinco años. Según explica Corboy & Demetrio, estos incendios se han producido tanto tras accidentes, como estando estacionados.

Temas: Tesla