Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Volkswagen se lanza a la reconversión eléctrica de sus fábricas en Europa

El grupo alemán inverstirá 44.000 millones de euros en su plan de electrificación y transformará sus plantas de Emden, Hannover y Zwickau

La factoría de Zwickau será la encargada de fabricar seis modelos eléctricos antes de 2023, entre ellos el primer coche eléctrico de Seat

Xavier Pérez

Herrbert Diess y el Volkswagen ID.

Herrbert Diess y el Volkswagen ID. / EPA

El grupo Volkswagen sigue desarrollando su trayecto de futuro ligado a la electrificación y ha anunciado una inversión de 44.000 millones de euros en los próximos cinco años El grupo aumenta así en 10.000 millones de euros su presupuesto inicial para 2023

El grupo alemán, de la mano de su presidente Herbert Diess, ha anunciado esta semana la reconversión de tres de sus plantas para dedicarse a la producción de vehículos eléctricos. Zwickau, Emden y Hannover serán los primeros centros de producción que darán el giro eléctrico. El primero ya en 2019 y los otros dos lo harán en 2022. Paulatinamente se irán incorporando nuevas fábricas. En 2020 lo harán dos en China y en 2022 lo hará la única planta que Volkswagen tiene en Estados Unidos, en la localidad de Chattanooga (Tennessee).

Recuperar el desarrollo eléctrico

Los fabricantes europeos se han especializado en el desarrollo de tecnologías en materia de motores de combustión, tanto gasolina como el demonizado diésel, dejando aparentemente el desarrollo de la tecnología eléctrica en manos de fabricantes japoneses, chinos y coreanos. La clave de la reconversión también será de orden laboral, ya que en la producción de un coche de motor de combustión se ensamblan 1.200 componentes (motor, sistemas de escape y transmisión), mientras que en un coche eléctrico con baterías tan solo se emplean 200 componentes.

Familia ID eléctrica del grupo Volkswagen. / VOLKSWAGEN

"Estamos orientando la compañía hacia una mobilidad sostenible, más limpia, y por eso vamos a implementar la ofensiva eléctrica de manera consistente", afirmaba esta semana Herbert Diess. La estrategia del grupo alemán se encamina a la producción de modelos eléctricos en un breve espacio de tiempo, y lo hará para todas las marcas que lo integran.

La fábrica de Emden producirá vehículos eléctricos a partir de 2022, mientras que Hannover acogerá la familia ID Buzz  (furgonetas) también a partir de 2022, junto con vehículos de combustión interna. Por lo que respecta al centro de producción de Zwickau, Volkswagen tiene la intención de producir hasta 330.000 coches eléctricos al año, y será la fábrica que se reconvertirá más drásticamente ya que dejará de ensamblar vehículos con motores de combustión (actualmente produce el Golf y el Golf Variant).

El Seat eléctrico será alemán

A partir de 2019 la factoría de Zwickau se centrará en la fabricación de los primeros modelos de la família ID, entre los que se encuentra el nuevo compacto Seat Born. Este es el nombre provisional del primer Seat 100% eléctrico desarrollado en el centro técnico de Martorell con la nueva plataforma modular eléctrica MEB del grupo alemán, la misma del Volkswagen ID Neo, cuyo precio rondará los 25.000 euros.

Thomas Ulbrich, responsable coche eléctrico de VW / VOLKSWAGEN

De cara a 2021 producirán otros seis modelos eléctricos (como el todocamino ID Crozz) para otras dos marcas del grupo, Volkswagen y Audi. En este sentido, el responsable de E-Mobility de Volkswagen, Thomas Ulbrich, afirma que "intentamos sacar la electromovilidad de un nicho de mercado y hacerla asequible para millones de personas. Por ello, estamos concentrando la producción de coches eléctricos de las marcas del grupo en Zwickau".

La ventana china

Volkswagen, que recientemente anunció el desarrollo conjunto con Ford de plataformas para sus modelos eléctricos, tiene la intención de ofrecer 50 nuevos modelos eléctricos para las 12 marcas del grupo antes de que expire su plan 2025 (en 2022 ya tendrá 27).

El Volkswagen ID Crozz se fabricará en Zwickau. / VOLKSWAGEN

Para ello creará un segundo centro de movilidad eléctrica en el estado de la Baja Sajonia (Alemania), y fortalecerá sus alianzas con sus socios en China, donde su apuesta pasa también por Seat que se encargará de desarrollar nuevos modelos de movilidad eléctrica de la mano de JAC

Ayer mismo el responsable de Volkswagen en China, Jochem Heizmann, anunció una inversión de 4.000 millones de euros en 2019 en la provincia de Cantón para crear nuevos servicios de movilidad, vehículos eléctricos y redes de carga rápida.