Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Gestamp amplía su expansión con una nueva fábrica en China

La planta supone una inversión de 50 millones de euros y es fruto de su asociación con la empresa china BHAP

Àlex Soler

Inauguración de la planta de Gestamp en Tianjin (China).

Inauguración de la planta de Gestamp en Tianjin (China).

La multinacional española de componentes para vehículos Gestamp amplía su número de plantas en China, fortaleciendo su presencia en uno de los mercados donde la empresa quería aumentar su actividad, gracias a su asociación estratéciga con Beijing Hainachuan Automotive Parts Co. Ltd. (BHAP), una compañía china de componentes de automoción. Este mismo jueves, la asociación entre ambas empresas internacionales ha inaugurado una nueva fábrica en la ciudad de Tianjin.

Con esta apertura, Gestamp mejora su posicionamiento en uno de los mercados más grandes del mundo, donde trabajará para clientes como Daimler y Hyundai y apoyará a fabricantes locales, como las marcas del Grupo BAIC, consorcio al que pertenece BHAP. El presidente ejecutivo de Gestamp, Francisco Riberas, explicó el pasado junio que su estrategia de futuro pasaba por aumentar su presencia a lo largo del continente asiático, territorio donde se producen una gran cantidad de vehículos al año pero que no contribuye en exceso en los ingresos de su compañía. De hecho, el mercado chino produjo 27 millones de vehículos de los 97 millones fabricados en 2017 pero supuso un porcentaje muy pequeño de la facturación total de Gestamp, 736 millones de euros del total de 8.202 millones que ingresó la compañía. En octubre, este acercamiento al mercado asiático se inició con la apertura de una nueva planta en Matsusaka, Japón.

Una inversión de 50 millones

La nueva planta de Tianjin ha supuesto una inversión de más de 50 millones de euros y cuenta con una plantilla de más de 250 empleados. La fábrica incluirá la técnica de la estmpación en caliente con dos líneas, tecnología en la que Gestamp es líder mundial con más de 90 líneas en todo el mundo. Con todo, esta factoría se centrará en la estampación y el ensamblaje de carrocerías y piezas de chasis. "Esta planta que inauguramos hoy en Tianjin complementa a los proveedores locales con una oferta de producto de gran complejudad tecnológica", ha explicado Riberas en la inauguración. "Por ello estamos en una excelente posición para reforzar nuestros proyectos comerciales existentes con clientes internacionales y marcas chinas locales que apuestan fuerte por el vehículo eléctrico", ha añadido.

Francisco Riberas (izquierda) y Cai Suping visitando la planta de Tianjin. | GESTAMP

Por su parte BHAP buscará mejorar sus procesos de producción gracias a la experiencia y a la tecnología de Gestamp. "Colaborar con Gestamp es importante para nosotros a la hora de optimizar nuestra cadena productiva, acelerar nuestra transformación y mejorar nuestros productos", ha expuesto Cai Suping, vicepresidente del Grupo BAIC y presidente de BHAP. Esta multinacional china opera en tres continentes con 16 plantas fuera de china y más de 20.000 empleados por todo el mundo. Según Automotive News, facturó 6.500 euros el año pasado y ocupa el puesto 65 en el ranking de mayores empresas de componentes. Gestamp ocupa el puesto 27.

Con la puesta en marcha de esta planta, Gestamp ya cuenta en China con 11 fábricas de producción y dos centros de investigación y desarrollo, siguiendo la estrategia marcada por la compañía para aumentar su presencia en el Gigante Asiático y fortalecer sus relaciones con los fabricantes que operan en el país. En total, Gestamp ha invertido más de 360 millones de euros para crecer en China, donde ya cuentan con 5.100 empleados repartidos entre todos sus centros.