Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Seat logra un beneficio récord de 237 millones hasta el mes de septiembre

La marca española aumentó sus ganancias un 54,4% respecto al mismo periodo del año anterior

El grupo Volkswagen acreditó un crecimiento del 24,2% pese a la entrada en vigor de la norma WLTP

Xavier Pérez

Inicio de producción del nuevo Seat Tarraco en Wolfsburg.

Inicio de producción del nuevo Seat Tarraco en Wolfsburg.

Seat está de enhorabuena. La marca que preside Luca De Meo ha anunciado un  obtenido un beneficio operativo récord de 237 millones de euros entre enero y septiembre de 2018. La consolidación de posiciones comerciales y la entrada en nuevos ciclos de producto ha hecho que Seat haya experimentado un crecimiento de beneficios del 54,4 % respecto a los 154 millones alcanzados en el mismo periodo del pasado año.

Los responsables de la firma española perteneciente al Grupo Volkswagen sacab pecho: "Los resultados financieros obtenidos entre enero y septiembre de 2018 muestran la etapa positiva por la que atraviesa Seat". La compañía, que esta semana está presentando en Barcelona el primer modelo de su marca Cupra, el Cupra Ateca, ha visto como aumentaba su volumen de negocio

Imágenes del Cupra Ateca rodando por Barcelona. / SEAT

Entre los nueve primeros meses del año éste ha crecido un 6,7% más que en 2017, con 7.744 millones de euros frente a los 7.255 del pasado ejercicio. "Se trata de la cifra más alta de la historia de Seat en los nueve primeros meses de un año", comentan desde la marca.

Más coches y mejor 'mix'

Desde Seat atribuyen el incremento del beneficio operativo y la facturación al aumento de las ventas en lo que llevamos de 2018. La marca ha comercializado 425.600 coches (un 17,1% más). La llegada del SUV del segmento B el nuevo Arona asume parte también de esta 'responsabilidad', así como la mejora del mix en sus modelos actuales que permite un mayor margen de beneficios.

El nuevo Seat Arona. / SEAT

No obstante, pese a los buenos resultados, Seat debe afrontar un final de año que será complicado ante el efecto de la entrada en vigor de la nueva normativa de homologación WLTP. Este aspecto podría afectar de forma parcial las cifras de cierre de 2018. Según apuntaba el presidente Luca De Meo en el pasado Salón de París "vienen unos meses con incertidumbre".

De cara al próximo año la marca, que acaba de ver como su director global de comunicación, Christian Stein, ha sido promocionado también a la dirección de Relaciones Instucionales a nivel institucional de Seat así como a director de Relaciones Institucionales del Grupo Volkswagen en España, incrementará sus inversiones en I+D para presentar una nueva cartera de modelos.

Destacan entre las próximas novedades el ya mencionado Cupra Ateca, así como el nuevo buque insigna de Seat, el Seat Tarraco (que llegará al mercado en primavera). Se le añadirá la nueva generación del Seat León y los primeros detalles del primer Seat 100% eléctrico. Un modelo con silueta CUV (SUV más deportivo), también apunta en el horizonte.

El grupo también crece

Mientras, en las cifras globales del Grupo Volkswagen, señalar el aumento del 24,4% de sus beneficios. Todo pese a la mencionada entrada en vigor de la norma WLTP y a la multa impuesta a Audi de 800 millones de euros por el dieselgate. Los costes de 2017 con las indemnizaciones y sanciones por ese motivo hace que este año se haya podido crecer. Los costes extraordinarios por la crisis del diésel fueron en los nueve primeros meses del ejercicio de 2.400 millones de euros (2.600 millones de euros en 2017).

El resultado operativo subió entre enero y septiembre un 2,2 % (10.871 millones de euros) y la facturación se incrementó un 2,7 % (174.577 millones de euros). Si bien las marcas VW, Audi, Skoda, Bentley y Volkswagen Vehículos Comerciales han reducido el beneficio operativo, Seat (la única generalista del grupo alemán que crece), Porsche y Scania han conseguido mejorar la cifra.

Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen. / DENIS BALIBOUSE (REUTERS)

El consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, dijo al presentar el balance: "Los resultados de los nueve primeros meses del actual año fiscal son alentadores. Seguimos afrontando grandes retos". Diess consideró que el sector del automóvil tiene que superar grandes desafíos porque se encuentra en una fase de transformación y tiene que acelerar la velocidad de este proceso de cambios. El grupo lleva entregados en los nueve primeros meses del año 8,1 millones de vehículos, un 4,2% más que el pasado año por estas fechas.