Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Ford inicia la negociación de un ERTE en Almussafes

La compañía propone 13 días de cierre temportal a patir del 9 de noviembre ante la falta de suministros para motores y demanda

Hoy se inicia el trámite de consultas para llegar a un acuerdo, aunque se prevee que los parones afecten a toda la fábrica por igual

El Periódico / Agencias

Ford inicia la negociación de un ERTE en Almussafes

La dirección de Ford Almussafes y la representación sindical han llegado a un acuerdo para que mañana se ponga en marcha el periodo de consultas de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para toda la plantilla. Este expediente, condicionado a la demanda, se aplicará durante trece días en motores nueve días en fabricación de vehículos durante tres meses.

 La propuesta que la empresa presentó el pasado lunes fue rechazada por los sindicatos y desde UGT (mayoritario en la empresa) exigieron "las mismas condiciones" para el conjunto de la fábrica.

Tras una reunión celebrada hoy, el portavoz UGT, Carlos Faubel, ha señalado que a partir de este viernes comienza la negociación de las condiciones del ERTE que afectará a la mayor parte de los 7.800 empleados de la factoría. "Parece que la dirección ha aceptado los planteamientos" sindicales y "se ha dado cuenta que no tenía sentido" establecer unas condiciones para la planta de motores y otras para la de vehículos, ha apuntado Faubel.

Para UGT es imprescindible que los días de octubre que se ha parado la producción sean declarados de vacaciones flexibles y no como jornadas de distribución irregular (que se devuelven en sábados), una consideración que también defiende CCOO.  UGT ha recordado que en el último ERTE de motores, aplicado en el primer semestre de 2017, se acordó el 80 % del salario bruto y el cien por cien de antigüedad y pagas extraordinarias, condiciones mínimas a partir de las cuales debería negociarse el nuevo ajuste temporal.

La primera parada de producción se produciría el 9 de noviembre y las medidas concluirán el 31 de enero del próximo año. En cuanto a las garantías de estabilidad para 2019, el representante de UGT ha admitido que, por el momento, "no hay posibilidad" de avanzar en este sentido, ante los planes de ajuste avanzados por la multinacional estadounidense para todas sus fábricas en Europa, donde analizará la situación "planta por planta" para reducir costes con el objetivo de volver a ser rentable a partir de 2019.

Desde los otros dos sindicatos de Ford Almussafes, CCOO y STM, su predisposición al ERTE pasa por escuchar la propuesta de la empresa y saber hasta dónde piensa llegar. Hace unos días, la compañía reconoció unas pérdidas de 245 millones de dólares en Europa, aunque valoró positivamente el papel de la planta española. 

Al mismo tiempo que se negocia este expediente, la planta valenciana está a la espera de la reunión prevista para el 15 de noviembre en Alemania entre Ford y los representantes sindicales tras el anuncio de revisión de las plantas en Europa de la compañía. 

0 Comentarios
cargando