12 jul 2020

Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Confirman la demanda en Estados Unidos por fraude contra Elon Musk

El organismo regulador de la bolsa de EEUU le acusa por los tuits en los que insinuaba la privatización de la compañía de coches eléctricos

Tras el anuncio las acciones de Tesla bajaron un 10% en una hora y el Departamento de Justicia le investiga por engañar a los inversores

Xavier Pérez / Àlex Soler

Elon Musk suma más problemas.

Elon Musk suma más problemas. / AFP

La pesadilla de Elon Musk, el patrón de Tesla, de los últimos meses no parece tener fin. No será un despertar tranquilo. Cuando lo haga, seguramente lo hará empapado en sudor, y es que la última entrega de su culebrón particular se ha dado hoy mismo cuando la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, sus siglas en inglés) ha presentado formalmente cargos contra el fundador de la compañía, acusándolo de fraude tras anunciar en Twitter el pasado mes de agosto que se planteaba retirar a la empresa de la bolsa.

Las afirmaciones de Musk vía twitter, al más puro estilo Donald Trump, fueron la gota que colmó el vaso. La Comisión de Bolsa y Valores ya llevaba varios meses investigando los diferentes problemas de Tesla, incluso antes de que se publicaran los tuits en los que Musk dejaba entrever una privatización de la compañía con un precio de 420 dólares la acción. . Hoy, tras el anuncio, las acciones habían bajado un 10% en apenas una hora antes de cerrar Wall Street. Además, el Departamento de Justicia también está investigando si Musk engañó a los inversores según apunta Bloomberg.

La Comisión considera que "Musk ni siquiera había discutido, y mucho menos confirmado, los términos clave del acuerdo, incluyendo el precio, con ninguna fuente de financiación". Así reza la demanda que hoy jueves la SEC ha presentado en el tribunal federal de Manhattan. La SEC permite usar las redes sociales paea distribuir información empresarial con la condición de que se haya comunicado a los accionistas su decisión de hacerlo presentando documentos formales. Eso no ha sucedido. Por ello, esta demanda persigue la condena por parte de un juez que prohiba a Musk ejercer de funcionario o dirigir una empresa pública, además de proponer sanciones económicas por determinar.

Un imprudente

Los responsables de llevar adelante la demanda con el CEO de Tesla sostienen en su argumentario que "Musk hizo públicas sus declaraciones falsas sobre Tesla acerca de su privatización utilizando su teléfono móvil, en mitad de un día laborable. No discutió el contenido con nadie antes de lanzarlo hacia sus 22 millones de seguidores en Twitter y hacia cualquiera que tenga acceso a Internet. Tampoco informó al NASDAQ (índice bursátil de Estados Unidos) que haría el anuncio, algo que las reglas del NASDAQ requieren", confirman desde el SEC. "Musk sabía o era un imprudente al no saber que sus declaraciones eran falsas o engañosas", señala en un comunicado de la Comisión.

Esta noticia supone un nuevo revés para el CEO de la marca de coches eléctricos que, tras los problemas de producción que ha suscitado la nueva entrega de su Model3, se ha tenido que enfrentar a un sinfín de críticas. Sobretodo a raiz de sus excentricidades. Desde aparecer fumando un porro y bebiendo whisky en una entrevista, llevar un descapotable en órbita espacial a Marte o lanzar una serie limitada de lanzallamas a 1.500 euros la unidad.